Ladran porque cabalgas Jesús

Zambrano mantuvo la templanza y no cayó en la miserable provocación.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Lopezobradoristas que se dijeron “amigos de Noroña” cometieron ayer la canallada de agredir verbalmente al dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, a quien acosaron, persiguieron y obligaron a abandonar la plaza del Monumento a la Revolución.

Acompañado por Silvano Aureoles, coordinador de los diputados perredistas, Zambrano mantuvo la templanza y no cayó en la miserable provocación. Inicialmente, la turba les gritó esta idiotez:  “¡Asesinos, criminales…!

Y centró su ataque en Zambrano: “¡Eres un cínico, un descarado!”

Sin cesar el asedio (aunque sin llegar a las agresiones físicas), los argüenderos y argüenderas que, a diferencia del ex guerrillero Zambrano, jamás han arriesgado su vida por algún ideal, remataron el agravio con los coros: “¡Vendido, vendido, vendido!” y “¡“Fuera, fuera, fuera…!”

Eran, como Aureoles diría después, “los que se sienten dueños de la verdad”. Los opositores del dichoso Pacto por México que, recordó Zambrano, apoya… ¡80 por ciento de los perredistas!

Cargando siguiente noticia