15 de Octubre de 2018

Opinión

Larga vida a la lengua maya

En la Península de Yucatán, castellano y maya conviven todavía en esa región, cuyo índice de bilingüismo es el más alto de todo el país.

Compartir en Facebook Larga vida a la lengua mayaCompartir en Twiiter Larga vida a la lengua maya

Las formas comunales de trabajo, la organización social y política, los cargos religiosos, las fiestas y los ritos de identificación comunitaria son elementos valiosos para mantener con vida la cultura maya. La vinculación de hechos lingüísticos con fenómenos generales  determina la configuración entre culturas. Las lenguas de los pueblos sufren similares efectos por el contacto establecido. 

La diversidad de las lenguas indígenas con el español refiere la dificultad de comunicación entre usuarios de diferentes culturas. La actitud conservadora de los usuarios de un idioma que impide los intercambios idóneos puede provocar su propio anquilosamiento, e incluso, su subsiguiente extinción. 

Los pilares de la relación literaria maya-español se asientan en correspondencias, sintaxis y asimilación de muchos y nuevos vocablos integrados en las creaciones de finales del siglo XX. Hay que destacar que la lengua maya ha aportado expresión, palabras e ideas al español yucateco vigente. 

La narrativa oral maya es creativa y juega un papel fundamental en el proceso de transmisión, interpretación de los eventos y su integración a la memoria colectiva, adaptando nuevos géneros textuales y reinventado los ya existentes, de acuerdo con el contexto o intereses particulares del momento. El estado de salud de la literatura maya  es el  indicador del estado de desarrollo y vigor de esta cultura que tiende a adaptarse a nuevas realidades  y procesos sociales. Es muy difícil que una lengua se mantenga pura, sin cambios. Debe contemplarse, como cualquier otro idioma, en movimiento y cambiante al paso de los años. No hay razón alguna para mantenerla en el pasado, confundiendo con esto la tradición.

La tradición es el sustento de una cultura, pero no basta caminar hacia atrás para poner a prueba el talento de los descendientes mayas  para sobresalir de acuerdo con su experiencia en la transmisión da pautas y valores socioculturales.

En la Península de Yucatán, castellano y maya conviven todavía en esa región, cuyo índice de bilingüismo es el más alto de todo el país, y donde la lengua maya goza de un prestigio que ninguna otra lengua autóctona iguala en la República Mexicana. Es parte primordial del imaginario cultural garantizar la continuidad y larga vida a la expresión maya.

¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios