19 de Septiembre de 2018

Opinión

Las casas en Yucatán

En maya, casa se dice naj, si no se indica el dueño: U nail ko’onol janal (fonda).

Compartir en Facebook Las casas en YucatánCompartir en Twiiter Las casas en Yucatán

La voz casa proviene del latín y, en primera instancia, el DRAE la define como edificio de una o pocas plantas destinado a vivienda unifamiliar. En maya, casa se dice naj, si no se indica el dueño: U nail ko’onol janal (fonda) y otoch o yotoch si se quiere denotar al propietario: Juane’ ti’ yaan tu yotoch (Juan está en su casa).

Si se quiere especificar que la casa está techada con huano (Sabal japa) se dice xa’anil naj; si la casa fue amarrada con bejucos o lianas se dice k’aaxbil naj, y che’il naj si la casa está hecha con madera, como las que existen en San Felipe y Río Lagartos, en la costa noroeste de Yucatán.

En lengua maya u yotoch kaab es colmena (Lit. “la casa de la abeja”); u yotoch tsíimin (caballeriza); u yotoch k’éek’en (chiquero); u yotoch k’oja’an (enfermería); etc. 

Durante el periodo colonial las casas se comienzan a fabricar con materiales no perecederos, es decir de mampostería, sistema tradicional que consiste en la construcción de paredes mediante la colocación manual de mampuesto, piedra tosca unida con algún tipo de argamasa (cemento y polvo de piedra): “Mi abuelo está fabricando tremenda casa de mampostería”. También llamada “casa de piedra”. 

Los mayas denominaron a este tipo de vivienda pak’il naj (de pak’, muro, pared, -il, condición o propiedad y naj).

Cuando las casas de mampostería se fabrican en esquina, se les achaflana o achata la arista. Es decir, se corta la saliente en ángulo diedro de las cuatro casas que limitan el cruzamiento de dos calles para lograr mayor visibilidad a los guiadores de vehículos. 

En Yucatán se dice achaflanada o “de chaflán”, en tanto que en el centro del país se dice “casa chata” a las situadas en esquina con el frente chato. 

Con el advenimiento de los bloques y materiales prefabricados, el sistema de construcción de mampostería se va paulatinamente abandonando para dar lugar a la casa de bloc. El tabique no se acostumbra en Yucatán para construir como en otras regiones del país.

En la Península yucateca también se fabrican, desde antaño, casas híbridas (mampostería-paja), conocidas como ripios cuyas paredes son de cal y canto, techo de paja y piso de cemento. 

El DRAE define la voz ripio como “cascajo o fragmentos de ladrillos, piedras y otros materiales de obra de albañilería desechados o quebrados, que se utiliza para rellenar huecos de paredes o pisos”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios