14 de Noviembre de 2018

Opinión

Las paredes oyen... y los techos componen

La importancia de la comunicación efectiva, pero sobre todo asertiva, es vital en estos tiempos.

Compartir en Facebook Las paredes oyen... y los techos componenCompartir en Twiiter Las paredes oyen... y los techos componen

La importancia de la comunicación efectiva, pero sobre todo asertiva, es vital en estos tiempos en los que estamos extremadamente en constante intercambio de ideas y sugerencias por parte de las personas en nuestro entorno. Tomando en cuenta y adicionando que muchos de los mensajes hoy son escritos debido a la invasión de tecnología que nos toca vivir, ya se ha vuelto algo muy delicado en nuestra convivencia diaria, tanto en la familia, como entre amigos y compañeros de trabajo. 

Tomando en cuenta lo valioso de nuestro tiempo y de evitar malos entendidos, me permito darte 5 consejos para que logres una comunicación asertiva:

1.- Sé claro.- Lo primero que tienes que lograr es ser claro y directo. Comunica lo que quieres y deseas siempre en primera persona. Recuerda que eres tú quien habla, no hablas por nadie más. 

2.- Sé congruente.- Igual de importante es el lenguaje corporal para comunicar. Busca que haya congruencia entre tus gesticulaciones y tus palabras. El movimiento de brazos y manos a veces dice más que las palabras.

3.- Sé respetuoso.- Por mayor o grave que sea el conflicto que estés tratando, nunca faltes al respeto a la persona que te escucha. Los enojos y la ira sólo causan sentimientos negativos. Un poco de humildad no le cae mal a nadie.

4.- Argumenta.- Si quieres lograr un mayor resultado y entendimiento, argumenta tu comunicado con bases sólidas o ejemplos que clarifiquen las cosas al que te escucha. No trates de manipular a las personas, mejor consigue argumentos fuertes para lograr transmitir tus ideas.

5.- Escucha.- Recuerda que en toda comunicación hay un emisor y un receptor. Escuchar es igual de importante y relevante que transmitir. Se paciente para entender de la misma manera al que te habla. Si en algo te queda duda, pregunta para captar el mensaje exacto que te quieren transmitir.

En toda organización se requiere comunicación clara y precisa para evitar malos entendidos entre compañeros internos, y también entre el personal de la empresa y los clientes. Nunca dejes que te impongan ideas y objetivos si no ha quedado claro el mensaje. Mejora tus relaciones utilizando la asertividad y no dejes que un comunicado se vuelva chisme de pasillo. Así evitarás que las paredes oigan… y los techos compongan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios