15 de Diciembre de 2017

Opinión

Las tres naciones norteamericanas

Urge crear una industria de proveedores -con empresarios nacionales y extranjeros- que modernice y transforme a la industria nacional...

Compartir en Facebook Las  tres naciones norteamericanasCompartir en Twiiter Las  tres naciones norteamericanas

 

Urge crear una industria de proveedores -con empresarios nacionales y extranjeros- que modernice y transforme a la industria nacional, que la saque de su parálisis y que le dé un horizonte de crecimiento y desarrollo que ha estado ausente por tanto tiempo.
 
Quien sostiene esto en la revista América Economía es Luis Rubio, presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo, una entidad independiente dedicada a la investigación en temas de economía y política en México, al advertir que el país tiene que moverse hacia adelante y tiene que romper con los impedimentos -los reales y los auto impuestos- que nos han mantenido casi paralizados por tanto tiempo.
 
Luis Rubio cree, y tiene razón, que el gran tema hacia adelante en este nuevo gobierno que cumple una semana tendrá que ser el de vincular a la economía interna con la exportadora. Es decir, elevar radicalmente el contenido nacional de las exportaciones, tal y como hizo Corea a partir de los 60 y que le permitió acelerar el paso de su desarrollo de manera prodigiosa. 
 
La separación entre la economía interna y la exportadora, producto del proteccionismo que prevalece a pesar de, supuestamente, tener abierta la economía, no ha hecho sino empobrecer a la industria nacional y limitar el crecimiento del empleo y de los ingresos de quienes sí están empleados.
 
Entonces, Rubio considera urgente crear una industria de proveedores -con empresarios nacionales y extranjeros- que modernice y transforme a la industria nacional, que la saque de su parálisis y que le dé un horizonte de crecimiento y desarrollo que ha estado ausente por tanto tiempo.
 
Propone que una manera de acelerar ese proceso sería promover la convergencia de intereses entre las tres naciones norteamericanas, refiriéndose desde luego a Canadá, Estados Unidos y México. Dice que la suma y diversidad de capacidades, recursos y ventajas comparativas que existe en la región nos permitiría lograr índices de competitividad frente a Asia y Europa que ninguna de las tres naciones podría lograr por sí misma.
 
Si los estadounidenses no ven la oportunidad, nosotros deberíamos crearla y convencerlos. El potencial de desarrollo económico regional -nuestro principal motor de crecimiento- es infinitamente superior sumando fuerzas que siendo meramente exportadores hacia nuestros vecinos, subraya. (Lea más de este y otros temas en http://www.enbocaspalabras.com.mx/).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios