25 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Latente contaminación!

Los últimos días en la Ciudad de México, se han vivido condiciones atmosféricas que han alertado a las autoridades con respecto a la frecuencia de Contingencias ambientales...

Compartir en Facebook ¡Latente contaminación! Compartir en Twiiter ¡Latente contaminación!

Los últimos días en la Ciudad de México, se han vivido condiciones atmosféricas que han alertado a las autoridades con respecto a la frecuencia de Contingencias ambientales que se han presentado. Y es que desde hace varias décadas, quienes habitan la capital del país, transitan o vacacionan, saben muy bien de las afectaciones a la salud; lo mínimo una cefalea o en casos más graves, enfermedades cardiovasculares o pulmonares, todo derivado de uno de los principales problemas de la bellísima, pero contaminada Ciudad de México.

Y es que, se han hecho esfuerzos por parte de los responsables del manejo medioambiental, la sociedad civil y otras organizaciones, preocupadas por el tema, sin que hasta la fecha se logre mitigar. Tan solo en esta época del año, donde las condiciones del clima no permiten la dispersión de contaminantes, se espera que los anuncios de precontingencia y contingencia ambientales, por parte de la Comisión Ambiental de la Megalópolis sean más que frecuentes en los próximos meses.

Como todo problema a resolver, se encuentra como siempre la mano de quienes interesados en recuperar espacios políticos, han frenado una serie de medidas que habían permitido que las condiciones mejoraran en años anteriores, ejemplo de ellos eran endurecer las verificaciones de los vehículos motorizados, el que no pudieran circular a diario autos y camiones con más de 10 años a la fecha de verificación, promover otras vías de transporte sustentable para los capitalinos. Ahora la Ciudad de México enfrenta un nuevo problema, ya que les mencionaba que por intereses políticos, se presionó para que ahora pudieran circular más vehículos, aunque no cumplieran con la normativa ambiental, ya que de todos es bien sabido que la corrupción en el tema de las verificaciones de emisiones contaminantes de los vehículos, es una práctica socorrida por miles de personas.

Sin duda la capitán del país es una maravilla y muy atractiva para ejercer cualquier actividad, pero esto merma de una forma muy significativa la calidad de vida. Según autoridades de salud, las condiciones en un ambiente en contingencia, limitan las actividades para las personas, pero en particular afecta a los niños, adultos mayores, a quienes realizan actividades físicas intensas al aire libre, personas con enfermedades cardiopulmonares, en pocas palabras limita las actividades al aire libre, cosa que está muy alejada de lo que alguna vez fue la región más transparente. Una región que si se hubiera conservado con el cuidado y respeto que se le tenía hace unos cientos de años, sería un entorno privilegiado para vivir, y una zona aún más bella de lo que ya es. 

Para quienes hemos vivido en ciudades sin estos problemas, que hasta ahora ambientalmente conservan una buena calidad de vida como lo es Quintana Roo, les invito a cuidar el entorno, respetarlo y ser responsables con él, para que en un futuro no se vean afectados de lo que al día de hoy muchas ciudades importantes del mundo padecen. 

¡Que la pluma siga girando! 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios