23 de Septiembre de 2018

Opinión

Leer forja humanidad

Leer es permitir que lleguen mundos diversos a enfrentarse con el yo de los niños y enriquecerlos.

Compartir en Facebook Leer forja humanidadCompartir en Twiiter Leer forja humanidad

En una entrevista para el periódico El País, el escritor Juan José Millás, a quien considero una de las inteligencias más lúcidas y descarnadas de la narrativa en nuestros días, reflexionaba así respecto al lenguaje: “Cuando un niño aprende a hablar decimos que va conquistando el lenguaje, y es justo al revés: el lenguaje lo va colonizando”. 

Quisiera partir de esa reflexión para afirmar, a mi vez, que esa colonización es deseable. Ese ser nosotros campo para el reinado del lenguaje es el principio de la cultura, es lo que nos vuelve humanos en la práctica cotidiana. Y los adultos debemos propiciar desde todos los frentes que el niño sea colonizado por el lenguaje. Que sea amplia y suficientemente colonizado para que se fertilice y en él puedan florecer las manifestaciones más disímbolas y ricas de la cultura, como práctica cotidiana de la humanidad, de las humanidades.

Claro que el bisturí dialéctico de Millás concluye su idea afirmando que el lenguaje “es un colono cruel porque en cuanto se mete en tu cabeza empiezan a aparecer los lugares comunes”. No importa, diría yo. Lo importante es que empiecen a aparecer manifestaciones que el niño, a lo largo de su formación, ya podrá ir discriminando. 

La herramienta eficaz para preparar la llegada de esa colonización por el lenguaje es la lectura. Leer, por lo tanto, es permitir que lleguen mundos diversos a enfrentarse con el yo de los niños y enriquecerlos. No propiciar la lectura es entregar al niño a los lugares comunes que llegan con el poco manejo del lenguaje. 

No quiero caer yo mismo en el lugar común de las lamentaciones por lo poco que leen tanto nuestros niños como nuestros estudiantes. Sé que en esta época se lee muchísimo más que antes de la invención de la imprenta, pero a veces sospecho que, tras los descubrimientos de internet, se lee muchísimo menos. 

Carezco de elementos científicos para comprobarlo. Por lo tanto dejo a un lado esa percepción discutible para subrayar lo indiscutible: cuanto más propiciemos la lectura mejores ciudadanos estaremos propiciando. 

Escribo estas notas desde la Feria Internacional de la Lectura Yucatán, Filey. Bienvenida sea la Filey, como bienvenido sea cualquier esfuerzo por invitarnos a leer más porque a todos nos hace falta incrementar nuestra capacidad para ser colonizados por el lenguaje.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios