23 de Septiembre de 2018

Opinión

La letra

Cuando a las palabras y letras se les da notación musical y claro, al ser interpretadas por la voz correcta, los sentimientos y aspectos del pensamiento y la razón, pueden ser sacudidos precisamente por esa mágica combinación.

Compartir en Facebook La letraCompartir en Twiiter La letra

Después de unos meses estamos de regreso…

No tiene que pasar mucho tiempo para que la música evolucione, los cambios y las facilidades tecnológicas crean el medio correcto para una creatividad colectiva, al grado de… que tenemos mucho que platicar y compartir con ustedes; bien, aquí vamos.

La aventura de las letras, en este caso, puede ser un arma de destrucción masiva, al combinar y usar “el lenguaje de códigos abstractos aceptados por una sociedad determinada…”, citando a un amigo necio del gremio musical al referirse a las “letras”, que en su combinación nos dan palabras, y a su vez oraciones, que al leer de forma continua, y respetando su real forma gramatical…, dan como resultado las más increíbles sensaciones y sentimientos, desde mensajes tan sublimes, donde podemos vivir a través de ellos los más hermosos paisajes… el amor, con millones de descripciones; el odio, la decepción, la ironía, el desamor…, narrar historias fantásticas, o simplezas… y sí, también temas sin sentido.

Al momento que a esas palabras y letras se les da notación musical y claro, al ser interpretadas por la voz correcta, los sentimientos y aspectos interiores del pensamiento y la razón, pueden ser sacudidos precisamente por esa mágica combinación, la armonía musical con la textura de la voz, si a eso añadimos el estado de ánimo que cada quien tenga en ese momento. Es donde viene “la destrucción masiva”  o “el reforzamiento del ser”.

Cada letra en su momento, para cada persona, para cada universo…, al estar en un estado eufórico, la música energética con el código de palabras correctas, crea en el ser humano la experiencia de placer provocando tal felicidad, que podemos pasar horas bailando, y tarareando melodías en tránsito. En un estado depresivo, o por momento de tristeza, puede crear un estado de sufrimiento indescriptible, pues ese “código de letras” parece identificarse con situaciones en ocasiones universales, es decir, que suelen pasarle de la misma forma a muchas personas en diferentes latitudes, pero, que sentimos o creemos que fueron escritas… pensando en nosotros, por el grado de exactitud narrativa.

El merito es para los autores, que encuentran la fórmula o clave para plasmar las palabras correctas que puedan sacudir… tu mundo entero.

Gracias a cada uno de ustedes, “los autores”, por darse el tiempo de describir en sus temas, la alegría, la reflexión, la crítica, el dolor y todo lo que nos hace sentir… que estamos vivos.

Regreso en una semana, voy a escribir… creo poder hacerlo, mientras tanto… Groove on!  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios