21 de Junio de 2018

Opinión

Leyes y Reglamentos en la defensa de prerrogativas

La Ley manda a la Codhey dar amplia difusión a todo lo que realiza, con esfuerzo y empatía hacia los derechos de las y los demás.

Compartir en Facebook Leyes y Reglamentos en la defensa de prerrogativasCompartir en Twiiter Leyes y Reglamentos en la defensa de prerrogativas

Hablar de la defensa de los Derechos Humanos es tocar un tema con tantas aristas como ideas puede tener cada una de las personas que conforman nuestra sociedad.

Es por eso que para el cumplimiento de las labores que esa misma sociedad le ha encomendado a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, hemos de cumplir con la doble línea que nos señala el sentido humanista, es decir, el que nos marcan valores como la dignidad, el respeto y la solidaridad, entre otros, pero sin perder de vista que como servidores públicos que también somos, hemos de regir nuestras acciones por normas y reglamentos que en el caso de la CODHEY se ciñe particularmente a lo dispuesto en la “Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán”, la que en su

Artículo 1 establece que: La presente Ley es de orden público e interés social; y sus disposiciones son de observancia general en el Estado de Yucatán. Tiene por objeto establecer la forma de integración, competencia y atribuciones, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, así como los procedimientos en la materia, en los términos que señala la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Asimismo en el Artículo 2 dispone la obligatoriedad del apoyo de los servidores públicos, estatales y municipales, para el correcto desempeño de nuestras funciones y en el Artículo Tercero da la definición de lo que se considera Derechos Humanos.

De acuerdo al Artículo 22, Capítulo V de la Ley de la Comisión, en el mes de agosto venidero compareceré ante la soberanía del H. Congreso del Estado de Yucatán, para rendir un informe pormenorizado de la situación de las prerrogativas de la sociedad yucateca en el ejercicio comprendido del primero de julio del 2012, al 30 de junio del 2013 y como lo señala el Artículo 23, también expondré una síntesis de lo realizado en dicho período, ante el pleno del H. Congreso.

El objetivo de comentar el mandato de la Ley es para que nuestros lectores o lectoras conozcan un poco más de lo que por norma hemos de hacer en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, aunque la sociedad yucateca en general puede tener la seguridad de que mi actuación siempre será apegada a lo que los valores bien entendidos, como ya lo he señalado, nos marcan como personas de bien, de entrega hacia el servicio de los demás, pero sobre todo en lo que a los grupos vulnerables se refiere.

Asimismo nuestra Ley nos manda dar una amplia difusión a todo lo que hemos realizado, con esfuerzo y empatía hacia los derechos de las y los demás. Por eso mismo aprovecho el espacio que generosamente nos brinda Milenio Novedades para señalar que en nuestro propio medio, la página electrónica de la CODHEY, a su debido tiempo será puesto nuestro Informe Anual de Actividades 2012-2013, a disposición de quien desee consultarlo.

El Artículo 26 de nuestra Ley nos manda dar amplia difusión al Informe y dispone también que sea publicado en el Diario Oficial del Gobierno del Estado dentro de los 10 días siguientes a su presentación ante el H. Congreso del Estado.

Independientemente de lo que hayamos podido avanzar en la difusión y defensa de las prerrogativas de nuestras coterráneas y nuestros coterráneos, no debemos de olvidar que hay grupos de nuestra sociedad que son considerados grupos vulnerables y que por tanto requieren de mayor atención. Aquí es preciso entender como grupo vulnerable lo que se señala en el Artículo 4 de nuestra Ley: El conjunto de personas cuyas condiciones físicas, psíquicas, históricas, económicas, sociales o culturales, son tomadas como motivos

discriminatorios que pueden hacerlas más susceptibles de ataques reiterados a sus Derechos Humanos.

Aquí es necesario acotar que niñas, niños, mujeres, adultos mayores, grupos étnicos y personas con discapacidad, son grupos en situación de vulnerabilidad, por quienes hay que trabajar con más énfasis para lograr el pleno respeto a sus Derechos Humanos, campo, en el que estoy seguro hemos avanzado, pero hay que reconocer que es preciso redoblar esfuerzos para avanzar más y lograr el ideal del pleno respeto hacia el otro o la otra llevando de la mano nuestras leyes y reglamentos, pero sobre todo nuestra calidad de seres dignos, y solidarios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios