20 de Septiembre de 2018

Opinión

Libertad de prensa

En Yucatán el Día Mundial de la Libertad de Prensa pasó desapercibido. Quizás sea porque aquí no asesinan periodistas (ni a sus hijos) como en otros estados.

Compartir en Facebook Libertad de prensaCompartir en Twiiter Libertad de prensa

El 3 de mayo pasado se conmemoró el aniversario número 20 del Día Mundial de la Libertad de Prensa, declarado apenas en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y que en Yucatán pasó desapercibido. Quizás sea porque aquí no asesinan periodistas (ni a sus hijos) como en otros estados de la República Mexicana, en donde los cárteles del narcotráfico (y todos los implicados en esa corrupción) van acabando con los medios de comunicación que se atreven a señalarlos. 

La Unesco conmemora esta fecha cada año para rendir tributo de esta manera a los numerosos periodistas alrededor del mundo que por decisión profesional ponen en peligro sus vidas en el esfuerzo de informar a sus sociedades y de promover el libre flujo de la información.

Aquí en el Estado la cosa es distinta, por lo menos así se ve cuando uno utiliza las redes sociales para mantenerse informado o como hobbie para estar en contacto con sus familiares y amigos. Aquí la lucha es contra la costumbre, aquella que no deja muchas veces cuestionar (o dudar) las cosas y que la mayoría de los yucatecos no hacemos por la herencia pasiva de nuestros padres. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías esto comienza a cambiar, de ahí que siempre recalco su importancia.

También el periodista en la entidad pelea contra los pensamientos descalificativos pues muchas veces las personas prefieren creer lo que escuchan de algún amigo, que lo publicado en cualquier medio (la mayoría corrobora los datos antes de entregarlos al público).

Los medios están para escuchar, nada más que no hay que olvidar que el sentido del medio es informar y denunciar, pero corroborando que la información es correcta. 

Hace unos días leía en el blog “El mal pensante” una reseña de un periodista que decía que pensaba que esta tecnología acabaría rápidamente con los medios de comunicación, pero el mismo reconoce que, por el contrario, el espacio permite un sitio de reunión de la gente que se interesa por ellos, por lo que se propone y se discute.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios