15 de Noviembre de 2018

Opinión

Libertad para elegir

Elijamos llevarnos con personas positivas. Recordemos que el futuro se edifica en gran parte con lo que pensamos, razonamos y hacemos HOY.

Compartir en Facebook Libertad para elegirCompartir en Twiiter Libertad para elegir

Si la vida es la suma de nuestras decisiones, entonces no podemos cambiar lo que somos, pero del mismo modo podemos elegir lo que seremos.-  Anónimo        

Cada quien es la suma de las elecciones y decisiones que tomamos a lo largo de la vida.  Cuando elegimos lo que va con nuestros valores, crece el carácter y el sentido de nuestra valía como personas.  Si no estamos conscientes de lo anterior, podemos entrar en la “mentalidad de las masas” o sea, de lo que “piensa, dice y hace la gente” haciendo a un lado nuestros valores y viviendo en una mentira.

Tú, eres sólo tú [email protected]  Uno no se define por sus títulos, propiedades, cotos de poder, fama o por lo que piensen y/o digan los demás.  Nos definimos por lo que hemos hecho o no hemos hecho.  No se vale medir a las personas por sus “fracasos”,  sino por lo que hacen con esas circunstancias.  Hay que reconocer los límites que son reales de los que no lo son, concentrando la atención en nuestras mayores cualidades para  estar en contacto con nuestros puntos fuertes. Así, se desarrollarán autoconfianza, aptitudes y  habilidades innatas. 

Hay que adoptar una actitud mental positiva. Elijamos llevarnos con personas positivas. Recordemos que el futuro se edifica en gran parte  con  lo que pensamos, razonamos y hacemos HOY.  Nuestras respuestas son frutos que fluyen de nuestros valores,  nuestras  acciones, y de las creencias que tenemos  acerca de aquello que separa el bien del mal.  Los valores proporcionan una estructura de vida y hacen posible sopesar las acciones así como tomar decisiones que no lamentaremos en nuestro proyecto de vida.

Hay que dar la bienvenida a cada mañana con una sonrisa, siendo personas dinámicas, proactivas y estableciendo la sinergia positiva: el tono de éxito que queremos que resuene todo el día. 

Para esto, podemos practicar deshacernos de pensamientos negativos y autodestructivos; disciplinar a la mente para que trabaje a nuestro favor.  Buscar el conocimiento, desarrollar una actitud que nos lleve de lo ordinario a lo extraordinario, vivir en la esperanza  que nos inspire a procurar lo “imposible”;  siempre será un reto para crecer.

La única manera para perder en la vida es derrotándonos mentalmente. 

Al tener  una autoimagen positiva y fuerte, aun cuando el cuerpo físico esté limitado en ciertos aspectos, la mente y el espíritu lograrán grandes éxitos de las maneras más asombrosas e inimaginables.
¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios