19 de Julio de 2018

Opinión

Líderes de palabra

Urge que haya una limpia completa en los órganos directivos de las centrales obreras porque sus dirigentes charritos siguen manteniendo su discurso de simulación.

Compartir en Facebook Líderes de palabraCompartir en Twiiter Líderes de palabra

En el Día del Trabajo los líderes obreros de Yucatán alzaron la voz sólo para hacerse notar, pues no hubo ni exigencias ni plazos a las instancias correspondientes para que estas “demandas” tuvieran un efecto.

Se pidió la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, el freno al incremento de los combustibles, la disminución del precio de la luz y hasta hablaron del Sistema de Ahorro para el Retiro, pero en ningún momento mencionaron que habrá algún documento explícito que presentarán en determinada fecha y de que, si no se cumplen estas peticiones, se harán manifestaciones por parte de la base trabajadora. Simplemente dijeron: no estamos de acuerdo.

Palabritas, palabritas y palabritas de éstos que se dicen líderes obreros. Creo que ante esta situación -porque es evidente que sólo están viendo intereses personales-, urge que haya una limpia completa en los órganos directivos de las centrales obreras porque sus dirigentes charritos siguen manteniendo su discurso de simulación, pero, por el contrario, cada quincena o cada mes continúan recibiendo las aportaciones de sus agremiados.

Es hora de que llegue una nueva generación que realmente sí esté interesada en fortalecer a la base trabajadora que por lo general siempre es la más desprotegida, con bajos salarios y a la bendición de Dios.

Además de esto, ¿cuál fue el motivo de la marcha? ¿No trabajar ese día? ¿Cuál es el provecho de esa manifestación? ¿Dónde están los resultados? De nada sirve que los obreros vayan a escuchar lo mismo de siempre por parte de sus dirigentes sindicales si no hay resultados; y si hay resultados que los expongan pronto.

Lo que dejan entrever estos líderes obreros es que tienen muchos seguidores pero poca fuerza, porque si tuviesen fuerza sabrían exigir beneficios para la clase trabajadora y provocarían reacciones, a menos que… no les convenga apoyar a los más desprotegidos.

Pareciera ser que los dirigentes sindicales van a pasar a la historia como actores de simulación, al menos no recuerdo cuáles han sido sus logros para la clase trabajadora, logros que no hayan sido promesas de campaña de otros políticos.

Después del 1 de mayo no pasó nada, la clase obrera sigue como siempre, sigue igual todo, y, al no haber plazos, se evidencia que no hay un interés real por frenar los problemas que laceran a la base trabajadora.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios