21 de Octubre de 2018

Opinión

Liogon Beltrán en su lodo

Siniestro personaje que se movió a sus anchas en las nauseabundas aguas del gobierno de Joaquín Hendricks...

Compartir en Facebook Liogon Beltrán en su lodoCompartir en Twiiter Liogon Beltrán en su lodo

Siniestro personaje que se movió a sus anchas en las nauseabundas aguas del gobierno de Joaquín Hendricks, Jesús Armando Liogon Beltrán, vuelve a las andadas practicando la especialidad de la casa, servida con su intriga a la pimienta entre filtraciones tan frecuentes y previsibles, como casa de interés social hecha al vapor.

Y como era de esperarse, a espaldas del general Carlos Bibiano Villa el experto en las malas artes de la intriga y la traición –doctorado obtenido en las Islas Marías – ha estado orquestando una ofensiva infame por incubarla en la penumbra, advirtiendo que filtrará documentos sumamente comprometedores, sirviéndolos en bandeja de plata a columnistas y autoridades federales, a fin de darle un gancho al hígado fulminante al polémico titular de Seguridad Pública Estatal y a Ignacio Moreno Mejía, director general del Centro de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales en esa dependencia.

Liogon Beltrán se declara enemigo acérrimo y desentierra el hacha de guerra como buen piel roja, sentenciando al General Villa y a Ignacio Moreno, según versiones emanadas de cafés políticos, con el inconfundible olor a azufre.
 
¿Qué pretenderá este maquiavélico y torpe personaje con la pretendida caída de Villa y Nacho Moreno? ¿Seré que alguien se atreva a condecorarlo por esta infamia? 

Debería levantar antenas Isaías Capeline en Gobernación estatal, ya que Liogon lo anda pregonando a los cuatro vientos.

Megaescultura, en el abandono

La megaescultura incrustada en la bahía de Chetumal ya es una obra pestilente que ofende la belleza de nuestro bulevar, ya que se trata de una obra inconclusa y en el abandono que debe ser revisada a conciencia por nuestras autoridades.

La zona interior está repleta de humedad y malos olores, con grafitis en su parte externa y palabras obscenas en su interior. En suma: la estructura se deteriora a pasos agigantados por la falta de mantenimiento, y a nadie le importa lo que ocurra con ella.

Dar por perdidos los 175 millones de pesos tan irresponsablemente invertidos es una opción que debe ser explorada para cerrar el capítulo de esa obra de Sebastián, quien por su amistad con el ex gobernador Joaquín Hendricks inició esa obra inservible, pero tan festejada por muchos en su momento. Pero estos jilgueros decidieron guardar silencio.

Lanzar dinero a ese barril sin fondo sería el peor de los errores. Y por ese camino va el Centro de Educación Climática, ubicado frente al zoológico Payo Obispo.

Los maestros decidieron no perdonar el puente del 20 de noviembre, confirmando que es puro rollo la pretendida recuperación de clases. Nada para sorprender, pero que no deja de ser decepcionante por eso de las promesas de siempre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios