21 de Octubre de 2018

Opinión

La lluvia del viernes 9: inesperada y fuera de época

Hubo un sinnúmero de problemas provocados por esta lluvia atípica, algo que no ocurría en el último mes del año desde el 3 de diciembre de 1991...

Compartir en Facebook La lluvia del viernes 9: inesperada y fuera de épocaCompartir en Twiiter La lluvia del viernes 9: inesperada y fuera de época

Vaya forma de terminar el año para Mérida: cuando pensábamos que ya nos habíamos librado de cualquier tipo de fenómeno meteorológico que pudiera causar algún daño a nuestra infraestructura o poner en peligro la vida de los meridanos, el pasado viernes 9 de diciembre se presentó un fenómeno extremo, que fue una lluvia catalogada como de intensa a torrencial con acumulados registrados para la capital yucateca y su zona metropolitana que oscilaron entre los 52.6 mm y los 105.6 mm de altura de lámina de agua, que equivalieron a 106 litros por metro cuadrado.

¿Sabe usted cuánta agua es eso? Muchísima y se precipitó nada más y nada menos que en tres horas aproximadamente. Lógicamente tal cantidad de agua que cayó en tan corto tiempo colapsó por completo la capacidad de las alcantarillas, lo cual se agravó con la basura que había en las calles y que taponó los desagües. Esta asituación, por consiguiente provocó una inundación de tal magnitud que puso en jaque todas las actividades de los habitantes de la ciudad de Mérida y el área conurbada.

Hubo un sinnúmero de problemas provocados por esta lluvia atípica, algo que no ocurría en el último mes del año  desde el 3 de diciembre de 1991, ya hace 25 años, cuando ocurrió un evento similar. ¿Qué lo generó? Pues simplemente el choque de una masa de aire con mayor peso que traía el frente frío No. 13 con la masa de aire caliente y húmeda que se encontraba en la zona y que nos había estado afectando desde días atrás con un calor también desusado y que no se había sentido en años durante un mes de diciembre.

Fue una combinación que se supone sólo suele ocurrir en la primavera -durante los meses de marzo y abril-, pero al darse las mismas condiciones en este diciembre, se presentó esto que adopta el nombre de fenómeno meteorológico extremo, en forma de lluvia de intensa a torrencial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios