21 de Octubre de 2018

Opinión

Lo importantes es que tenemos salud

En un momento dado, el gobierno peñista dará un giro copernicano-orwelliano, y con toda probabilidad señalará como traidores a la patria a quienes osaron siquiera abrir Pemex a la iniciativa privada.

Compartir en Facebook Lo importantes es que tenemos saludCompartir en Twiiter Lo importantes es que tenemos salud
La memorable por incomprendida frase del DT de la selección mexicana, Chepo de la Torre, es más o menos lo que debe haber dicho Mr. Smith, capitán del Titánic, cuando empezaba a llegarle el agua a los aparejos. Un epíteto que sintetiza no solo a la democracia mexicana en todo su esplendor gitano, sino que resume los quehaceres de quienes nos representan en ese Estadio Azteca de la onda legislativa llamando Palacio legislativo de San Lázaro. 
Peor sería estar en la fila de la colonoscopía en espera de que te atienda una botarga. 
Ahí tienen a Castro Trenti, distinguido candidato del PRI en Baja California que, ante la adversidad de los resultados (pero provisto del dato moral de que el PREP se cayó) exige el recuento voto por voto, casilla por casilla, en un homenaje político a El Peje, como en su momento también lo hizo la hermana de Calderón, la Cocoa, cuando fue apabullada en Michoacán por un contrincante ganador que ahora ni picha, ni cacha ni deja batear. 
Algo que podría pensarse que es paradójico, recurrir a una figura de checar boletas en vez de logaritmos que aparentemente al IFE y sus adláteres no les interesa cambiar como paradigma, que todos calificaron de antidemocrática. 
Pero todos sabemos que errar es de humanos y las necesidades políticas son muchas. 
En un momento dado, si las cosas no les son favorables, el gobierno peñista dará un giro copernicano-orwelliano, y con toda probabilidad señalará como traidores a la patria a quienes osaron siquiera abrir Pemex a la iniciativa privada. 
Y es que a pesar de las circunstancias, Camacho Quiroz ha dicho que va a defender el voto como un perro, pero no se le ha visto movilizar a sus corifeos. Y Peña, al ritmo de que se deben respetar los resultados en nombre del Pancho por México, no le ha echado ni un lazo a su pobre candidato.
Es que dicen que prefería perder con Castro Trenti (quien resultó más chicho para la especulación inmobiliaria que Montiel, quien en venganza ahora le quiere quitar el Premio Padre del Año a Góngora Quiñá Quiñá, pues cree que Maude Versini le hizo más daño que Madrazo) que ganar con Hank. A lo mejor el Gelboy no quería terminar de boletero en un Caliente o de extremo volador en los Xolos. Chale, las historia dan para todo una temporada de La Rosa de Guadalupe. Hay quien dice que lo del show electoral es una cortina de humo para tapar el desastre del Tri.
Lo bueno es que tenemos ¡salú!  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios