20 de Julio de 2018

Opinión

Lo más justo era un empate

Expertos consultados comentaron que si el jalisciense Saúl Álvarez, Canelo, ascendiera a peso medio no tendría nada qué hacer ante Julio César Chávez Jr.

Compartir en Facebook Lo más justo era un empateCompartir en Twiiter Lo más justo era un empate

El cubano Erislandy Lara resultó ser un costal de marrullerías, mientras que Saúl “Canelo” Álvarez volvió a mostrar coraje pero carencia de técnica al no poder descifrar    el boxeo del antillano.

Sin ninguna  duda  es de reconocer que la primera mitad del combate pactado a 12 episodios fue dominado por el de La Habana en base al boxeo sobre piernas, al contragolpe, lo que llevó a la desesperación al jalisciense, quien todo  el combate estuvo yendo al frente buscando el intercambio de metralla en corto, pero siendo recibido con ópers y jabs por parte del moreno.

Aquí hay que destacar que el juez califica la efectividad  de los golpes, por lo que, de acuerdo  con lo leído en Compubox, el antillano pegó 107 golpes efectivos de los 386 lanzados, por  97 del “Canelo”, quien envió 415 a su contrincante.

Por ello nos atrevemos comentar que Álvarez no realizó la mejor pelea de su carrera y para bien de ambos pugilistas, un empate hubiese sido lo más justo.

Los expertos consultados  coincidieron en que un pugilista bien preparado puede dominar a un marrullero o escurridizo,  como el caso del cubano, y pusieron como ejemplo  al gran  Julio César Chávez cuando se enfrentó a un tipo de esas características como el  desaparecido Héctor “Macho” Camacho el  12 septiembre de 1992  y el “César del boxeo” venció ampliamente al desaparecido boricua.

El  “Canelo” es un joven fuerte, un torito en el ring que debe aprender más técnica para que no esté esperanzado solo de su pegada y así tampoco sea lastimado, porque el sábado pasado sacó la peor parte toda vez que el de la Bella Isla le lastimó el rostro.

Comentaron que si el jalisciense Álvarez ascendiera a peso medio no tendría nada qué hacer ante Julio  César Chávez Jr. debido a que “Julito” es mucho más técnico y con pegada respetable.

En cuanto al boxeo yucateco,  la tarde del pasado lunes y luego de 7 meses de retraso, la Comisión de Boxeo de Mérida entregó los reconocimientos  a lo mejor del pugilismo yucateco durante el pasado calendario.

Repitió como “Púgil del  Año Miguel “Alacrán” Berchelt, asimismo hubo otras designaciones como la del “Oficial del Año” al réferi Pablo Canto Larrocha;  “Empresario del Año” para Mario Abraham Xacur, de “Max Boxing”, y por caprichitos de alguien de la ComBox local quedó desierta  la designación de “Promotor del Año” que  merecidamente debió ser para Jorge Puga Valle, quien no es  “santo de la devoción de algún comisionado boxístico”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios