19 de Noviembre de 2018

Opinión

Lo prometido es deuda en la capital

El ayuntamiento capitalino tendrá por fin su soñado préstamo de 272 millones de pesos, necesario para mantenerlo a flote, pero sin resolver la cuestión de fondo...

Compartir en Facebook Lo prometido es deuda en la capitalCompartir en Twiiter Lo prometido es deuda en la capital

El ayuntamiento capitalino tendrá por fin su soñado préstamo de 272 millones de pesos, necesario para mantenerlo a flote, pero sin resolver la cuestión de fondo, ya que la administración municipal continuará atada de manos, con microscópico margen de maniobra ante las tareas que se han acumulado en poco más de dos años.

Abrir un agujero para tapar otro ha sido la única opción para la administración más limitada desde 1975, ya que al quedar estrangulada en lo financiero ya no pudo atender las funciones más elementales, desatando irritación en todos los estratos y zonas del municipio.

Y mientras nada positivo puede esperarse de este administración catastrófica, el desafío será descomunal para el próximo alcalde que tendrá que perder varios meses ordenando la casa, hasta dejarla en condiciones aceptables para comenzar a atender sus obligaciones, dejando de ser fuente de sinsabores y malas nuevas.

El fracaso estrepitoso del alcalde capitalino es compartido por un equipo de colaboradores y regidores que tuvieron el descaro de solicitar licencia para participar en el proceso electoral, dando prioridad a pretendidos beneficios personales y dejando siempre al final la agenda de una sociedad que siempre paga los platos rotos.

Muy poco se puede esperar de los regidores emergentes que llegan desorientados a sus repentinas posiciones, sin tener la menor idea de sus encomiendas tan delicadas, omitidas en gran parte por los regidores originales.

Qué decir de los funcionarios municipales que tampoco estuvieron a la altura del desafío, descuidando todas las áreas por incapacidad manifiesta o por la falta de presupuesto, provocando una parálisis imperdonable, ya que el contribuyente no dejó de cumplir con sus obligaciones, salvo los casos habituales de tráfico de influencias y morosidad histórica.

Debemos subrayar que gran parte de los ayuntamientos enfrenta una situación complicada, quizá no tan aguda como en la capital, pero con lesiones que limitan significativamente el accionar de esta instancia de gobierno, como ha ocurrido, por ejemplo en Felipe Carrillo Puerto.

Los electores tendrán que reflexionar el sentido de su voto este 7 de julio, entregando las riendas a las mujeres y hombres más capacitados para emprender el rescate de ayuntamientos, sin ignorar la importancia de un Poder Legislativo que fue desalojado por la inmensa mayoría de los diputados originales.

Los futuros candidatos deben lanzar promesas y propuestas realistas para no generar esperanzas reemplazadas a la mera hora por un amargo despertar.

Pero a la hora de la campaña muchos candidatos de todos los sabores no tendrán forma de eludir el camino de la demagogia que aporta muchos votos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios