17 de Diciembre de 2018

Opinión

Logros extraordinarios

Nuestros talentos y potencialidades son un gran capital que tenemos la responsabilidad de trabajar y multiplicar...

Compartir en Facebook Logros extraordinariosCompartir en Twiiter Logros extraordinarios

Un plan sin organización es sólo una buena intención.- Anónimo 

No esperemos estar muriendo para preguntarnos: ¿Qué hice con mi vida? sino que AHORA preguntémonos: ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Todos nacemos con talentos, con aptitudes y con potencialidades, capaces de logros extraordinarios. Recordemos la parábola bíblica, acerca del amo que condena al siervo que no se atrevió a invertir los talentos que le encargó y, al pedirle cuentas, el siervo se los devuelve sin trabajarlos y multiplicarlos y el amo dice: “A este servidor inútil échenlo a la oscuridad de allá afuera; allí habrá llanto y desesperación porque al que produce se le dará y tendrá en abundancia, pero al que no produce se le quitará hasta lo que tiene”. 

Nuestros talentos y potencialidades son un gran capital que tenemos la responsabilidad de trabajar y multiplicar. ¿Cuánta ganancia te han producido tus talentos? La vida está llena de personas exitosas que han beneficiado a la humanidad trascendiendo diferentes adversidades. La verdadera riqueza está en nuestro interior. Riqueza que nadie nos la puede robar, mas que nosotros mismos al no utilizarla. 

El aprovechamiento de los talentos no depende de provenir de una familia rica o pobre, ni siquiera de tener un cuerpo atlético y/o completo; por ejemplo: atletas paralímpicos quienes a pesar de grandes carencias han logrado más medallas que los atletas con cuerpos completos y/o con mayores recursos económicos. Quien sabe que tiene capacidad para ser todo lo que es capaz de ser y con voluntad y disciplina explota sus capacidades no le teme a los obstáculos, sino los trasciende porque vislumbra lo maravilloso que es llegar a la meta que se ha propuesto. 

Nuestros talentos son indestructibles. Ahí están, en ti, en mí, listos para entrar en acción. ¿Ya descubriste tus talentos?, ¿ya elegiste la mejor manera de aprovecharlos? Podemos triunfar logrando el éxito verdadero que no se mide, precisamente, en dinero o en títulos y medallas sino en la satisfacción personal y en la alegría de vivir. Ese éxito nos allega bienes materiales como un valor agregado, y no cuando los perseguimos como fin último.

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios