16 de Octubre de 2018

Opinión

López Obrador y el IFE

En su última andanada se fue con todo contra los consejeros del IFE, les insultó de maiceados y de estar al servicio de la mafia del poder.

Compartir en Facebook López Obrador y el IFECompartir en Twiiter López Obrador y el IFE

Ningún político como López Obrador goza de tal grado de impunidad verbal. Acusa, señala y calumnia con ligereza. En él es habitual y la pregunta es si hay alguien en su entorno que lo haga razonar y medir sus palabras. Ese estilo en él es método y seguramente sus próximos temen decirle lo que piensan de sus modos o consideran que es una forma legítima, rentable y hasta necesaria de hacer política.

En su última andanada se fue con todo contra los consejeros del IFE, les insultó de maiceados y de estar al servicio de la mafia del poder. Todo porque la unidad técnica para conocer las finanzas de los partidos y de sus campañas concluyó que la de López Obrador se había excedido en el gasto. La cuestión es que nadie le dijo al tabasqueño que los consejeros no habían elaborado el reporte, ni siquiera lo habían votado.

Llama la atención que los consejeros del IFE no se defiendan del calumniador, incluso se han dejado amedrentar y han pospuesto la votación del informe de las finanzas de la campaña presidencial. No es posible que la sesión del Consejo General del IFE haya tenido lugar sin que los consejeros conocieran lo que iban a votar. Los consejeros ganan igual que un ministro de la Corte y cuentan con un aparato técnico de apoyo. Su tarea única es organizar elecciones, que tienen lugar cada tres años, y revisar las cuentas de los partidos. Por eso la posposición del voto se interpreta como una concesión a quien los ha llenado de lodo y los ha acusado de lo peor. El miedo engendra monstruos; en política, ninguno como López Obrador.

El ex candidato tiene la convicción de que no se excedió en el límite de sus gastos; es posible que sea cierto y que su campaña haya sido más austera que la de sus principales adversarios, pero la rendición de cuentas de los gastos de campaña no corre a cuenta de los candidatos, sino de los partidos que los postulan y es evidente que el PT, PRD y MC no se coordinaron o se equivocaron en sus informes. Hay quien dice que los errores resultan de la dificultad de justificar gastos inaceptables de las dirigencias de los partidos. El hecho es que los consejeros del IFE con su conducta convalidan la eficacia de la calumnia.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios