26 de Septiembre de 2018

Opinión

Los buenos médicos

El Día del Médico para muchos es sinónimo de gusto, alegría, de saber que aún en estos tiempos de caos...

Compartir en Facebook Los buenos médicosCompartir en Twiiter Los buenos médicos

El Día del Médico para muchos es sinónimo de gusto, alegría, de saber que aún  en estos tiempos de caos, y en el que la ética en muchas profesiones está seriamente devaluada, la de los médicos cuenta con una gran valoración social. 

Desde que recuerdo, he estado muy cerca de la medicina; muchos médicos han sido mis amigos, mis compañeros, personas entrañables que han resuelto diferentes dificultades que a lo largo del tiempo se han presentado. Uno de los que recuerdo con mucho cariño por sus atenciones cuando residía en Cancún es el doctor Tomás Rangel, que gracias a su buena práctica, me ayudo a resolver un padecimiento de esos que se presentan sin avisar; también recuerdo con gusto a la doctora Judith Sam,  la doctora Dolores Velasco y a tantos otros buenos médicos que gracias al destino he podido conocer y admirar.

Pero sin duda, el referente en mi vida es el Doctor Homero Luna, uno de los mejores que conozco, un privilegio haber podido nacer en el seno de una familia relacionada con el mundo médico, un ambiente que le enseña a las personas que lo rodean, la pasión por el trabajo, por la vida, por sus semejantes, el gusto por el conocimiento y la lectura, variables que llevan sin duda a ser mejores personas dentro de una sociedad. Además del Doctor  Luna, conozco a otros tantos que son ejemplo para muchas personas, Fernando Mundo, Salvador Vargas, Salvador y Enrique Medina, y tantos otros buenos médicos que no solo son reconocidos en el ámbito privado, sino también en el sector público.

Para recordar un poco de la historia, desde 1937, la Convención de Sindicados Médicos Confederados de la República Mexicana determinó esta fecha para para hacerla coincidir con la creación del Establecimiento de Ciencias Médicas de 1833, antecedente de la actual Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la más importante institución que se ha encargado de formar a médicos mexicanos.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), hasta el año pasado en nuestro país había más de 343 mil personas con formación de médico. Según las cifras existen en promedio 1.9 médicos generales y especialistas por cada mil habitantes en el país. De los profesionistas médicos que son económicamente activos, 98.6% están ocupados y su número asciende a 277 mil.  De estos médicos ocupados, 64 de cada 100 son hombres y 36 mujeres. Su edad promedio es de 43 años. Tienen un grado promedio de escolaridad de 17.8 años (sin considerar el internado médico de pregrado ni el servicio social).  

Como se aprecia, los profesionales de la salud, son de las personas que más años de su vida estudian, y enfrentan difíciles condiciones para ejercer, ya que la infraestructura hospitalaria se deteriora constantemente, los equipos con los que cuentan los grandes hospitales se deterioran debido a lo intenso de su uso, y eso en el caso de las unidades que tienen equipo, ya que hay muchos hospitales, clínicas y centros de salud, carentes de los mínimos recursos para la atención de los pacientes.

Desde esta columna, una gran felicitación a los buenos médicos.  ¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios