13 de Diciembre de 2018

Opinión

Los chacmoleros de Chichén

Verdaderamente impresionante que estos pobladores de Pisté llevan más de veinte años realizando esta actividad dentro de la zona arqueológica.

Compartir en Facebook Los chacmoleros de ChichénCompartir en Twiiter Los chacmoleros de Chichén

En este paréntesis, señalamos otro de los efectos colaterales de la masividad turística en las zonas arqueológicas, como el caso de Chichén Itzá. Aunado a esto se relacionan los servicios, además del alojamiento y alimentación que son controlados por grandes empresas que monopolizan los destinos turísticos. 

El gran contraste lo podemos ver en cada una de las comunidades enclavadas en las inmediaciones, ya que los pobladores que tienen la mejor suerte son maleteros, jardineros, etc. Los que no tuvieron suerte, hoy se encuentran adentro de la zona arqueológica en sus sitios de venta ofreciendo su producción artesanal, día a día.

Pero es verdaderamente impresionante que estos pobladores de Pisté llevan más de veinte años realizando esta actividad dentro de la zona arqueológica. Cuando se construyó la unidad de servicios se integró un mercadito a un extremo de la entrada del parador turístico que fue un verdadero paliativo, aunque después de algunos años los vendedores  entraron nuevamente a la zona arqueológica. 

Sobre este punto, los actores institucionales no han hecho su parte junto con una estrategia general e interinstitucional.

En el poblado de Pisté no se refleja un plan integral de desarrollo ni proyectos que tengan un verdadero impacto social que resuelva la falta de empleo y de pobreza.

¿Será que la suerte de los verdaderos herederos de la cultura maya tenga que ser la que estamos palpando hoy en Chichén Itzá y en otras comunidades del sureste? 

El 21 de diciembre del 2012 no se acabó el mundo, no sucedieron catástrofes, seguimos vivos, unos más vivos que otros, pero los mayas siguen siendo el pretexto para que otros se hagan más ricos o hagan conciertos y programas culturales en donde los verdaderos mayas sólo serán acarreados. 

¿Será que no hay capacidad para que se resuelva el caso de los vendedores o como les llaman localmente “los chacmoleros” de Chichén? ¿Será que no hay recursos para generar un centro cultural y artesanal para que sean visitados ahí por los turistas? ¿Será que no son dignos de mejores condiciones de trabajo y  una mejor calidad de vida?

No se trata de  sacarlos de la zona arqueológica; se trata de reubicarlos y proporcionarles lugares dignos garantizando que el turista circule entre sus artesanías y evitando un mayor impacto en el interior de la zona arqueológica. Esperemos que durante este nuevo ciclo calendárico cambie la suerte de los mayas y no seamos discriminados sino que se reconozca la verdadera condición de los herederos de la cultura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios