18 de Noviembre de 2018

Opinión

Los derechos de la niñez ilustrados por los jóvenes

Realmente asombran los conceptos vertidos por niñas y niños, incluso podríamos aventurar más allá

Compartir en Facebook Los derechos de la niñez ilustrados por los jóvenesCompartir en Twiiter Los derechos de la niñez ilustrados por los jóvenes

Niños y niñas han sido considerados como grupo en situación de vulnerabilidad, dadas sus condiciones de dependencia y los peligros que han de enfrentar hasta alcanzar la madurez plena, es decir su adultez, considerada desde los 18 años de edad.

A nivel internacional y en cada uno de los países que integran la organización de las Naciones Unidas, se ha tomado especial interés para proteger a la niñez en todos los ámbitos, llegando así a la Convención sobre los Derechos del Niño, primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora todos los Derechos Humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. 

Fue en 1989 cuando dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una Convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección específica, amén de asegurar que el mundo reconociera que los niños y las niñas también tienen Derechos Humanos, plasmados en 54 artículos y dos Protocolos Facultativos. 

Define las prerrogativas básicas que disfrutan los niños y niñas en todas partes: El derecho a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; y a la plena participación en la vida familiar, cultural y social.

Todo esto y más, que el espacio no nos permite mencionar es sorprendentemente comprendido por los niños y las niñas, de acuerdo a los cuentos que nos han enviado a través de ocho concursos a los que los ha convocado la CODHEY.

Realmente asombran los conceptos vertidos por niñas y niños, incluso podríamos aventurar más allá de lo que se plasma en la mencionada Convención que además obliga a quienes la han suscrito y ratificado, a proteger el interés superior de la niñez.

En este marco, el pasado 29 de octubre entregamos el premio correspondiente al  Segundo Concurso de “Ilustración”, para la Antología de Cuentos “Había una vez un Derecho”, convocado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán. 

El ganador fue Jesús Alberto Jasso Buenrostro, estudiante del 5º semestre de la escuela de Artes Visuales de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán y obtuvo 10 mil pesos, paquetes de libros y un diploma. La ceremonia se realizó en la Biblioteca José Martí, a cuyos responsables agradecemos su apoyo. 

Es importante destacar la participación de nueve jóvenes que enviaron sus ilustraciones, demostrando interés en el tema de la promoción de los Derechos Humanos a través de diferentes disciplinas. 

Las imágenes serán utilizadas para difundir los derechos de las niñas y los niños a través de la publicación de la Antología de Cuentos “Había una vez un Derecho”, por lo que el ganador tendrá la satisfacción de ver sus ilustraciones en un libro de cuentos. 

Además del incentivo económico, la mayor satisfacción es que sus trabajos puedan ser utilizados para la promoción de los derechos de las niñas y los niños. 

El Jurado Calificador de este certamen estuvo conformado por el Maestro Cristian Aguilar, Director de Proyectos del Área de Diseño Gráfico de la Universidad Modelo, la Lic. Tatiana Gasca Alberto, Coordinadora de la Licenciatura en Diseño y Comunicación Visual de la Universidad Mesoamericana de San Agustín, la Lic. Mariel A. Marín Ramírez, diseñadora de la Codhey, y las Consejeras de la CODHEY Lic. Marcia Noemí Lara Ruiz y C. María del Pilar Larrea Peón, a quienes agradezco su apoyo, al igual que la participación de: Paulina Morales Guillermo, Patricia Beatriz Gómez Vargas, Emma Eugenia Magaña Vallejo, Cipactli Clavijo Rodríguez, Reyna Beatriz Estrella Aguilar, Manuel Taure García, Christi Viviana Itzá Torres y el ganador, Jesús Alberto Jasso Buenrostro.

Creo que es una tarea gratificante y positiva la participación de niñas y niños para decirnos con sus propias palabras la perspectiva desde la cual contemplan sus prerrogativas, las que al conocer ahora podrán defender y exigir, con respeto y con la esperanza de un mañana mejor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios