23 de Septiembre de 2018

Opinión

Los hombres en el feminismo

Lo primero que debemos hacer es reconocer que sistemáticamente las mujeres tienen menos oportunidades.

Compartir en Facebook Los hombres en el feminismoCompartir en Twiiter Los hombres en el feminismo

Los hombres, respondemos a las ideas feministas de diferentes formas, unos las ignoran, otros las atacan y otros preferimos ser afines y trabajar en transformar las ideas de igualdad entre hombres y mujeres en acciones sustantivas.

Un día como hoy, hace 108 años, 146 trabajadoras de la fábrica Cotton de Nueva York protestaban por sus bajos salarios y  malas condiciones laborales; el dueño de la fábrica no aceptó las demandas y mandó a cerrar las puertas del negocio y le prendió fuego, calcinando a todas las mujeres que había en su interior. Este hecho hizo que se declarara el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, pero no fue sino hasta 1975 cuando, en la Primera Conferencia Mundial de la Mujer, la ONU lo formalizó universalmente.

En México se ha avanzado en la búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres, hoy las mujeres pueden votar y ser votadas, asistir a universidades, acceder a títulos de propiedad, recibir y brindar información sobre el control de la fertilidad. Sin embargo, la brecha es aún muy grande; en Yucatán las mujeres ganan menos que los hombres sólo por ser mujeres, y  en muchos lugares, y les soprendería saber cuáles, no obtienen las mismas prestaciones que los varones. 

Peor aún se siguen aceptando como “normales” los piropos en la calle, el acoso, el hostigamiento, la violencia intrafamiliar y aunque nos resulte inverosimil en ocasiones se justifican los homicidios, y para muestra basta recordar los feminicidios de hace unos meses y cómo una parte de la sociedad menospreciaba a las víctimas con dichos como: “se lo merecían” o “se lo “buscaron”. ¿Cómo alguien puede merecer o buscar ser violentamente muerto?

Este día debe verse como un día de reflexión sobre los avances y los elementos que hacen que la brecha de género no disminuyan a la velocidad que podrían y deberían. 

En este proceso reflexivo me pregunto: los hombres ¿qué papel debemos tomar? En mi opinión, lo primero que debemos hacer es reconocer que sistemáticamente las mujeres tienen menos oportunidades, más deventajas y viven con mayor discriminación, y que a pesar de que en nuestro país el Estado de Derecho habla de equidad e igualdad entre hombres y mujeres el estado de la realidad es totalmente distinto.

El siguiente paso es admitir nuestros privilegios, y abstenernos de ellos, no basta con admitir que las mujeres no tienen el poder que deberían, sino que debemos reducir el nuestro, hablo de no aprovecharnos de nuestras mayores oportunidades.

El feminismo busca visibilizar desigualdades y discriminaciones, y luchar contra ellas. Y nos debe quedar claro que son las mujeres las que deben dirigir el movimiento, ya que los hombres debemos aceptar que no tenemos  conocimiento o experiencia ni empírica ni emocional de ser discriminados por sólo ser hombres.

En resumen, nuestro papel como hombres en el feminismo es reconocer nuestros privilegios, renunciar a ellos y convencer a otros hombres de que hagan lo mismo. Si no hacemos eso, no estamos ayudando al movimiento, lo estamos revirtiendo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios