18 de Diciembre de 2018

Opinión

Los hongos, la piel y la TV

La tiña inguinal se caracteriza por zonas rojas y maceradas por la humedad y con comezón, casi siempre llevada de los pies por el rascado.

Compartir en Facebook Los hongos, la piel y la TVCompartir en Twiiter Los hongos, la piel y la TV

Las dermatomicosis son las enfermedades cutáneas producidas por hongos; estas pueden ser superficiales, cuando el hongo no rebasa la queratina de la capa córnea, y profundas, cuando va más allá de esta capa y en ocasiones llega hasta órganos internos.

Las tiñas son dermatomicosis superficiales producidos por dermatofitos, parásitos estrictos de la queratina de la piel, pelo y uñas. El término tinea fue creado por los romanos y significa “apolillado” por el aspecto que produce en la cabeza, Murillo pintó a santa Isabel de Hungría curando  tiñosos;  los hongos pueden adquirirse de la tierra, de los animales o de otros enfermos. Se clasifican según el área afectada.

La de los pies es la más frecuente, prácticamente todos los hombres adultos tienen hongos entre los dedos de los pies, las mujeres en menor proporción  por el tipo de calzado, pero son las condiciones de calor y humedad las que determinan la aparición de los síntomas característicos del “pie de atleta” como también se le conoce; puede ser intertriginosa cuando afecta los pliegues de los dedos y hay escamas, maceración y vesículas, pero la comezón es la principal molestia; la forma vesiculosa afecta la planta  de los pies y casi siempre es referida como “acido úrico” sin que éste tenga relación alguna -un mito más-; la forma hiperqueratósica es cuando la escama es muy guresa y extensa .

Si se afecta el dorso del pie lo más seguro es que se trate de una alergia al material  sintético de los zapatos. La uñas al parasitarse se engruesan, amarillentan y se destruyen sobre todo la del dedo gordo del pie; el tratamiento debe ser ingerido ya que las cremas no penetran la uña, aunque doña Lolita diga que se curan con ellas en 47 días, esto sólo lo creen los necios pues la uña tiene que crecer con el medicamento impregnado para eliminar al hongo y esto tarda varios meses.

La tiña de la cabeza es prácticamente exclusiva de niños, pues al llegar a la adolescencia el incremento de la secreción sebácea impide la parasitación del cabello; puede ser seca con seudoalopecia y descamación o inflamatoria con una palca levantada y orificios con pus que puede confundirse con una infección bacteriana cuando sólo se trate de una hipersensibilidad a los  hongos.

La tiña inguinal se caracteriza por zonas rojas y maceradas por la humedad y con comezón, casi siempre llevada de los pies por el rascado.

La tiña de la piel lampiña es la que ocurre en el resto de la piel como un pequeño enrojecimiento que crece excéntricamente con un borde de pequeñas vesículas y comezón.

El tratamiento puede ser tópico si son pocas lesiones o ingerido si son numerosas. Las curaciones mágicas con milagrosas cremas televisivas son sólo producto del fotoshop.

PD. Más vida y entusiasmo a los años. Para Carlos, amigo y lector hebdomadario.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios