26 de Abril de 2018

Opinión

Los parquímetros y sus interesados enemigos

Las bondades del programa de parquímetros son cosa probada desde que se aplicó en las colonias Juárez y Cuauhtémoc.

Compartir en Facebook Los parquímetros y sus interesados enemigosCompartir en Twiiter Los parquímetros y sus interesados enemigos

Recién se generó un artificial e interesado debate sobre la pertinencia de la aplicación del programa de parquímetros en las colonias Roma-Condesa, de la delegación Cuauhtémoc, y Anzures, en la Miguel Hidalgo.

Su promotora es la diputada local del PAN Gabriela Salido, quien desde ahora quiere construir su candidatura a delegada generando un conflicto artificial en colonias que, por cierto, ni siquiera forman parte de su distrito electoral, el XIV.

En la delegación Cuauhtémoc, lamentablemente, orilló a la autoridad a realizar una innecesaria consulta sobre la instalación de los parquímetros en las colonias Roma-Condesa, la cual se llevará a cabo el 20 de enero.

En Miguel Hidalgo, por fortuna, no logró lo mismo, aunque titiriteando al ex candidato del PRI a la jefatura delegacional, Enrique Davis, ha detenido temporalmente la aplicación del programa de parquímetros con una estrategia que raya en el hostigamiento y la agresión contra el comité ciudadano de la colonia Anzures.

Sin importarles los beneficios reales de los parquímetros para los habitantes y comunidades de esas colonias, la panista Gabriela Salido y el priista Enrique Davis quieren reventar el programa para satisfacer sus individualísimas ambiciones políticas.

Las bondades del programa de parquímetros son cosa probada desde que se aplicó en las colonias Juárez y Cuauhtémoc, y mucho más recientemente en Polanco, donde vale la pena poner énfasis tras un año de su arranque.

MILENIO publica hoy una evaluación de ITDP, una prestigiada consultora internacional en materia de movilidad urbana, tras de 12 meses de operación de los parquímetros en Polanco, la cual revela que de una saturación con un promedio de ocupación de 93% de los lugares de estacionamiento, ésta bajó a 53% y el tiempo usado para encontrar un lugar de aparcamiento en la vía pública disminuyó de 13 a 3 minutos; además que del cobro de parquímetros una tercera parte está destinada a mejoras del espacio público, lo que equivale a 24 millones de pesos al año.

Se podrá decir que no se pueden cuestionar las consultas ciudadanas. Pero ¿en verdad hay que llevar a consulta un programa que solo reporta beneficios a las colonias como el de parquímetros, que  mejoran el paisaje urbano, agilizan la vialidad y dejan recursos para dar mayor seguridad, alumbrado y servicios a los habitantes de las colonias? Obvio no. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios