18 de Junio de 2018

Opinión

Los PRItanes del PANcífico

Para combatir a los basiliscos de la izquierda populista y patriotera que no quieren llevar a Pemex al Heaven teibolero del capitalismo salvaje han surgido los PRItanes del PANcífico.

Compartir en Facebook Los PRItanes del PANcíficoCompartir en Twiiter Los PRItanes del PANcífico

Cuando Gustavo Madero llamó a no rajarse aunque hubiera marchas, pensé que se refería al heroico franco-mexicano que se casó con Florence Cassez (no, no es García Luna Productions), a pesar de las posibilidades de acabar en un dudoso montaje. Pero no, lo que el presidente del PAN quiso decir, envalentonado con sus triunfos electorales como de Chepo de la Torre, era que había que ir con todo por la reforma energética blanquiazul, en la que se pone a Pemex a nivel de teleofertón que no tiene demasiadas diferencias con las intenciones de Manlio Fabio Superstar.  Y juntos son los PRItanes del PANcífico.

La gran enseñanza de la nueva película de Guillermo del Toro, Titanes del Pacífico, homenaje superior a la educación sentimental con Godzilla incluido, es que para combatir monstruos se necesitan crear monstruos más monstruosos. Por eso, para combatir a los basiliscos de la izquierda populista y patriotera que no quieren llevar a Pemex al Heaven teibolero del capitalismo salvaje han surgido los PRItanes del PANcífico. Ellos, portentosos robots de la tecnocracia de rancho, lucharán contra las bestias kaiju de los working class heroes.

Un edificante ejercicio de imaginación política  donde los PRItanes del PANcífico están en lo suyo, buscando mover al artrítico Pemex para que baile reggaeton al son de las leyes siempre humanistas de la oferta y la demanda, más los designios del FMI.

Claro, sus ideas premodernas brillan frente a los arcaicos patrioterismos de la izquierda nacional, a la que le da el soponcio cada vez que se discute la posibilidad de abrir Pemex a la inversión privada, como si fuera una quinceañera en un congal. Ellos ya avisaron que van con todo contra este proyecto prácticamente benéfico, en nombre del internacionalismo proletario. Pero si Los Chuchos perredistas no pudieron impedir que Fausto Vallejo obtuviera en Michoacán su enésima licencia laboral (supongo que en el tricolor tienen influencias en el ISSSTE), dudo que puedan interponerse con este plan maestro. 

Digo, a menos que la izquierda se una, y sus diversos grupúsculos dejen de ser pocos pero sectarios, cosa por la cual resultaría más fácil encontrar rosas en el mar. Sin embargo, la gauche, la divina y las de las otras, meterse en el debate con un tema que todos los demás han obviado por razones del alzheimer selectivo: meter al sindicato petrolero y sus líderes en un desolladero. Eso los convertiría en Ultraman y hasta podrían casarse con la Cassez. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios