18 de Noviembre de 2018

Opinión

Los problemas de la libertad en China

La influencia de lo sucedido en Tiananmen fue definitiva para conceder una mayor libertad económica al pueblo chino.

Compartir en Facebook Los problemas de la libertad en ChinaCompartir en Twiiter Los problemas de la libertad en China

En los primeros días de esta semana se registró un atentado en las afueras de las oficinas del Partico Comunista Chino en la ciudad de Taiyuan en el norte de China, la explosión tuvo como consecuencia una persona muerta y ocho heridas; testigos presenciales han señalado que se pudieron escuchar ocho detonaciones.

La prensa local ha mencionado que se encontraron pequeñas piezas de metal y circuitos electrónicos, lo que les llevó a concluir que las bombas utilizadas fueron de fabricación casera, múltiples vehículos y ventanas de los alrededores sufrieron graves daños, las primeras versiones señalan que los explosivos fueron ubicados en jardineras en la calle, hasta el momento se desconocen los motivos del atentado.

A finales del mes pasado se había registrado otro atentado en la tristemente célebre Plaza de Tiananmen, en la que un automóvil fue incendiado a las puertas del palacio imperial; murieron los tres ocupantes del vehículo, dos transeúntes y resultaron heridos otros 40 más. 

Las placas del automóvil pertenecían a Xinjiang, una región a la que pertenece una minoría separatista de tendencia musulmana, por ello las autoridades chinas se apresuraron a señalar el acto como un ataque terrorista cuidadosamente planificado. 

En las siguientes horas fueron detenidos 5 sospechosos más, la vigilancia policiaca se incrementó tanto en Beijing como en la provincia de Xinjiang en la que algunas asociaciones han protestado aduciendo que China se ha aprovechado de la situación para incrementar la represión.

Desde el año 2004, en el que la Asamblea Popular Nacional garantizó la legalidad de la propiedad privada en China, modificando su constitución para reconocer el derecho de los ciudadanos a poseer propiedades, siempre que hayan sido obtenidas legalmente, se eliminó técnicamente el comunismo de China, ya que por definición en un régimen de este tipo no puede existir la propiedad privada. Surge entonces una pregunta: ¿Bajo qué tipo de gobierno vive China?

La respuesta es clara: vive bajo una economía de mercado o capitalista y políticamente tiene una dictadura de partido, en la que el Partido Comunista Chino monopoliza el poder e impide que cualquier otro tipo de idea política tenga posibilidad de manifestarse en la vida pública de la nación. 

En 1989, miles de estudiantes chinos se manifestaron durante casi dos meses pidiendo una mayor libertad política en el país y acusando al gobierno del Partido Comunista de ser extremadamente represivo y corrupto. 

Los órganos de gobierno se encontraban divididos en cuanto a cómo responder ante las demandas de los manifestantes, finalmente se optó por la línea dura y el ejército invadió la plaza; no se tienen datos confirmados del número de muertos y heridos, pero algunas fuentes señalan que el saldo fue de un poco más de 2,500 muertes y cerca de 10,000 personas heridas. 

La influencia de lo sucedido en Tiananmen fue definitiva para conceder una mayor libertad económica al pueblo chino, pero la libertad política quedó como una asignatura pendiente.

El continuo incremento en el nivel de vida del pueblo chino pareció acallar las demandas de mayor libertad política, sin embargo la desaceleración económica de los últimos tiempos parece estar generando algún tipo de presión social debido posiblemente a que el nivel de vida que el pueblo ha logrado obtener no está dispuesto a perderlo, por ello el disgusto contra las políticas oficiales que para algunos sectores de la población no han sido las adecuadas. 

Las acusaciones contra funcionarios por enriquecimiento ilícito, el mantener amantes con los recursos de los que disponen y vivir en medio de lujos han generado no pocos escándalos en la sociedad.

Los detentadores del poder en China han confiado en que si le brindan un buen nivel de vida al pueblo éste estará dispuesto a dejar en el olvido sus aspiraciones de libertad política; por algunos años esta apuesta parece haberles resultado favorable, es posible que el desarrollo económico esté dirigiendo a algunos a demandar mayores libertades políticas y en ya varios casos la molestia no atendida de sus pobladores ha desembocado en acciones violentas. 

Los dirigentes chinos han demostrado que no es necesario que exista una democracia para lograr un desarrollo económico, la mala noticia para ellos es que el desarrollo económico está dirigiendo lentamente al pueblo a demandar una mayor democracia, esa que tanto han luchado por detener.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios