23 de Julio de 2018

Opinión

Los que se asoman

Al cuestionar los sistemas y sus dinámicas electorales, es urgente contar con más y mejores servidores públicos...

Compartir en Facebook Los que se asomanCompartir en Twiiter Los que se asoman

El proceso de renovación de los diputados federales, el Senado y presidentes municipales del Estado, a celebrarse el 2018, está por ser anunciado. Este es un factor de suma importancia en los días por venir; ya que ante la creciente presión social es imperativo concretar este proceso electoral pendiente, más aún cuando los lapsos legales hacen su concreción.

De tal forma que se observa al mundo político, y al cuestionar los sistemas y sus dinámicas electorales, es urgente contar con más y mejores servidores públicos. Esto, solamente, si se quiere detener la dependencia de quienes hoy conducen los destinos del pueblo, que al parecer no saben para donde lo llevan.

Hasta el momento, en esta bola de cristal se vislumbra la probable participación de figuras en la nueva modalidad electoral, acompañando a “El Peje” con Morena, verbigracia, el actual líder local moreno, José Luis Pech Várguez, el expriista, Eduardo Ovando Martínez y, el que está en veremos moreno, el aun priista José Luis “Chanito” Toledo Medina.

De los más adelantados sobre las metodologías electorales desarrolladas y puestas en un paso a paso en el proceso pasado para llegar a ser elegido en el proceso 2018, el alcalde othonense, Luis Torres Llanes, quien asumiría contender para su reelección como alcalde capitalino o en una curul legislativa federal, al verse en dos espejos –en uno o en otro lado– del conciliábulo PAN-PRD.

Y quienes muestran con hechos, otros caminos recorridos para llegar a ser elegible. Es así, como toma legitimidad la necesidad de encontrar nuevas formas para cultivar votos, el diputado local de PES, Carlos Mario Villanueva Tenorio, el panista, Fernando Zelaya Espinosa y, por el PRD, el polémico político Julián Ricalde Magaña; llegando a la amplitud electoral que se alcanzara, se vislumbra la participación del priista Luis Alamilla Villanueva.

Se despierta la necesidad de que los políticos se inspiren, más por la posibilidad de crearse para servir que por la necesidad egocéntrica de lucirse, quien consiga su voz y su forma del deber ser, triunfará.
El PRI con las mejores figuras… pero en contra
En el camino al 2018 vendrán desbordantes posibilidades individuales que se abrirán sólo con sacarle provecho al pensamiento disruptivo electoral, con un sinfín de estructuras rotas, y por romper.

En una mirada del liderazgo más ecléctica del PRI, Raymundo King de la Rosa, con menos estructura para poder crear libremente el camino triunfal, con modelos más llamativos y menos épicos para su transformación, con sensibilidad para resolver lo de la sociedad, sin complejo de salvador, con un buen impacto electoral, y no para dejar en otros partidos las huellas del aprendizaje, en definitiva, la máquina tricolor necesita contar con líderes que dejen atrás el paradigma de la escuela partidista y pasen al aprendizaje para servir.

Los partidos descendientes de muchos en la historia, han optado por esconder a sus ancestros. Algunos han llegado al extremo de cambiarse el nombre, tal es la vergüenza que los embarga. No quieren ser juzgados por pecados cometidos por los mayores.

Es entonces un signo de frivolidad lo que los partidos hacen, creyendo que siempre andarán vestidos de poder y triunfo y que para sus herederos privará más los dineros y no el legado de una buena actuación. Que no hay peor juicio que ese que hará lo que se le llama rechazo.

                         Rechazo del voto, resolución final en 2018
 
Cuando Quintana Roo atraviesa la peor crisis política, económica y social, no es para nada recomendable avivar el fuego más de lo que ya está. Lo que toca a quienes compartimos el gentilicio, es la facilitación de las vías expeditas legales para que a través de la asistencia a las urnas electorales el pueblo defina con el sufragio.

En la cuestión electoral que debe llevarse a cabo a partir del 2018 y hasta el 3 de junio del mismo año entrante, dejan en claro que este es un proceso electoral necesario de los partidos políticos para participar en los próximos comicios.

Ello ha generado una enorme polémica entre la opinión ciudadana; muchos especialistas lo consideran otra manera más de colocar de nueva cuenta la manifestación de la voluntad ciudadana mediante el sufragio libre y secreto en las urnas.

No es la primera vez que desde organismos del Estado se dictan directrices que se ponen en línea cuesta arriba. Sería ingenuo dejarse sorprender por estos ases bajo la manga que buscan empequeñecer al contrario apoyados en un espejismo que está a la vista. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios