25 de Septiembre de 2018

Opinión

Los verbos oír y sentir

Algunas formas antiguas de uso del verbo oír entre los yucatecos son ói, óilo, óiste, etc.

Compartir en Facebook Los verbos oír y sentirCompartir en Twiiter Los verbos oír y sentir

En diferentes lenguas romances como italiano, francés, portugués, incluso en algunas variantes del español latinoamericano “oír” y “sentir” son verbos casi sinónimos. En italiano sentire es sentir, palpar, oír, percibir.

En Francia entendre significa ambas cosas. Además, usan el verbo sentir por oler. Los portugueses tienen ouvir (oír) y sentir con el significado de oír.

En algunas zonas de España como Cataluña y Galicia, y en Chile y Argentina oír y sentir significan casi lo mismo: “No te sentí llegar” por “No te oí llegar”. ¿Sentiste ese ruido? Tal vez oír por sentir haya sido una acepción que se ha ido perdiendo en el castellano, pero que se ha conservado en muchas regiones. En la segunda acepción del verbo oír, de catorce que da el DRAE, dice: “Oír o percibir con el sentido del oído”: Siento pasos.

En el caso de la Península de Yucatán, la interferencia en el español proviene de la lengua maya en la que el verbo u’uy significa oír y, por extensión, sentir, percibir o experimentar sensaciones producidas por causas internas o externas.

Para entender los usos en maya de oír-escuchar veamos algunos ejemplos: U’uy ba’ax kin wa’alik (Escucha o pon atención a lo que te digo); Tin wu’uyaj ba’ax tu ya’alaj (Escuché lo que dijo). El imperativo ¡u’uyej! es ¡óyelo! avisando o exclamando a alguien. Táan u yu’ubik paax (Está escuchando música). ¿Bix a wu’uyik le maaya t’aano’? (¿Cómo escuchas o qué te parece la lengua maya?) 

Algunos usos para sentir/percibir son: ¿Bix a wu’uykabaj?, expresión reflexiva usada para preguntar cómo se siente físicamente alguien. Sin embargo, la expresión ¿Bix ta wu’uyaj? puede traducirse de dos formas: ¿Cómo lo sentiste? o ¿Cómo lo oíste o escuchaste?, dependiendo del contexto del discurso.

Como interferencia de la maya se puede oír en algunas personas bilingües escúchalo por siéntelo: “Oye cómo brinca mi vena” (Siente cómo brinca o late mi vena). 

Otras formas antiguas de uso del verbo oír entre los yucatecos son ói, óilo, óiste, etc. Incluso se escucha óido (por oído). Se trata de una mutación cuando el acento está en la vocal más cerrada, éste pasa a la vocal más abierta en la dicción rápida.

Así se escucha ¡Óilo! Imperativo del verbo oír: ¡Óyelo! Pon atención a lo que alguien dice. La interjección ¡Óime! por Óyeme, para denotar asombro o llamar la atención: “Óime ¿Dónde fue tu hermana?” ¿Oístes? es un barbarismo por oíste: “¡Te me largas de aquí, ¿oístes?! ¡Lóiste!. Vulgarismo por lo oíste. ¡Ói eso! es imperativo “oye o escucha eso”, para denotar asombro ante una noticia: “Qué tu tía se va de vacaciones a Miami –¡Ói eso!” Aunque estas expresiones ya no subsisten con tanto arraigo en el habla popular yucateca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios