20 de Agosto de 2018

Opinión

Mal Fin

El Buen Fin resultó infructuoso para las pretensiones del afamado prócer de los viernes...

Compartir en Facebook Mal FinCompartir en Twiiter Mal Fin

El Transcriptor, además de todo lo dicho y escrito por la columna Viernes Cultural, es un prominente leguleyo. Enterado de la reforma a la legislación laboral de los burócratas, que concede cuatro meses de descanso por parto a todas las trabajadoras del Estado, tramó enseguida la aplicación exacta y rigurosa de la ley, y aprovechó el Buen Fin para promoverla.

Sin embargo, bien dice el dicho: “El hombre propone, Dios dispone y llega el diablo y  todo lo descompone”, y el Buen Fin resultó infructuoso para las pretensiones del afamado prócer de los viernes.

Resulta que, cual moderno Lutero, “clavó” en las puertas de todas las escuelas yucatecas, su oferta 4 x 1, y nadie hizo caso.

Su promoción era irresistible: 4 meses de descanso por 1 hora de placer, con el erotómano de la vida de la columna Viernes Cultural, aproveche hoy, sólo por el Buen Fin.
Clavaba el letrero en una puerta y al ir a la siguiente, Patarax y la columna Viernes Cultural, coludidas por esta vez, lo arrancaban, y lo tiraban a la basura.

Por eso hoy, El Transcriptor está triste, afligido, desconsolado, acongojado, fracasó su oferta amatoria.

El Buen Fin concluyó en Mal Fin.

De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios