15 de Diciembre de 2017

Opinión

Manuelito, un ejemplo

Uun joven de 29 años de edad, que por la parálisis cerebral tiene la apariencia y la voz de un niño de diez, sentado en su silla de ruedas ofrecía a los visitantes grillitos elaborados por él mismo.

Compartir en Facebook Manuelito, un ejemploCompartir en Twiiter Manuelito, un ejemplo

El próximo 5 de diciembre se celebrará el día internacional de la discapacidad, marco en el cual se realizarán en todo el país diversos eventos para concientizar a la ciudadanía de que este problema afecta a una buena parte de los mexicanos. De la mano llega otra vez el Teletón para los CRIT. No basta sólo con donar el peso que nos sobre para estas magnas obras que tanto ayudan a la niñez. Se requiere dar un trato digno a toda persona con discapacidad y esto no quiere decir sentir lástima por ellas, sino ayudarlas a que logren tener mejores expectativas de vida.

Hace unos días, en Progreso, en “día de crucero”, Manuelito, un joven de 29 años de edad, que por la parálisis cerebral tiene la apariencia y la voz de un niño de diez, sentado en su silla de ruedas ofrecía a los visitantes grillitos elaborados por él mismo con palma de coco, esto a pesar de que sus extremidades están afectadas por el mal. El joven con dignidad se negó a aceptar las monedas que una persona le regalaba, esto a pesar de que en realidad sí requiere de ese dinero, pero no quiere que se lo regalen, sino ganárselo con su propio esfuerzo. Y pensar que hay muchas personas que hasta fingen discapacidad para causar lástima y pedir dinero en las calles…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios