26 de Septiembre de 2018

Opinión

Máquinas

Obras de teatro como “Stomp” usan el ritmo y el sonido que botes de basura emiten al ser golpeados con movimientos coreográficos y ambientes luminosos.

Compartir en Facebook MáquinasCompartir en Twiiter Máquinas

Para crear música se requieren diversos recursos materiales, conceptuales, de coordinación, etcétera, pero sobre todo se requiere mínimo un ser humano para la interpretación… bueno eso se creía hasta hace algunos años.

El desarrollo de los instrumentos y los artefactos, más accesorios, han llevado la creatividad del hombre más allá de lo imaginado hasta hace décadas, cuando por medio de ordenadores se empezó a prescindir de numerosos grupos orquestales y, claro está, elevados costos de producción en piezas musicales.

Sin embargo, también existe una tendencia al remplazo de instrumentos hechos exprofeso, para crear y ejecutar música, por artefactos y objetos cotidianos, o de uso para otras tareas, por ejemplo… las cubetas, que desde siempre todos en algún momento de su infancia usaron las de casa para jugar al “baterista”.

Pues bien, el arte urbano se ha visto invadido por una considerable cantidad de artistas callejeros que valiéndose de estos medios, logran reunir nutridos grupos de gente a su alrededor para ver y escuchar sus ejecuciones, en ocasiones magistrales.

He puntualizado, que esta clase de artistas buscan sus propios espacios y convierten cualquier banqueta o pasillo en su foro, donde impresionan a más de uno por monedas.

Cubetas, cacharros, tubos de PVC, tambos, cuerdas, bocinas móviles, fierros, frascos, y todo aquello que permita por su acústica natural crear sonidos hasta con notación musical, sirven como “equipo” e instrumento a estos artistas de lo increíble.

Algunos ya han saltado a la fama, pero quiero puntualizar a un grupo originario de Chicago y residente en Los Ángeles llamado “OK GO”. Desde hace algunos años ha llamado la atención además por sus excelentes melodías, por los videos en extremo creativos y por los artefactos que usan para dar sincronía y musicalidad a sus temas, muy recomendable.

Obras de teatro como “Stomp” usan el ritmo y el sonido que botes de basura emiten al ser golpeados con movimientos coreográficos y ambientes luminosos espectaculares. Blue Man Group es otro de los ejemplos de híper creatividad y talento musical de primer nivel, al verlos hacer música con varas elásticas, tubos de PVC, pianos y cuerdas viejas… que convierten en nuevos instrumentos y que yo llamaría, “máquinas”.

Actualmente las maquinas operadas por sistemas computacionales ya desarrollaron inteligencia musical intuitiva, es decir, tu puedes tocar el piano como ejemplo y los sensores conectados a el computador, en respuesta y en tiempo real, crean armonías y secuencias de acompañamiento a la música ejecutante… y esto ya es ¡fantástico!
Investiguen los nombres que aquí les dejo, no se arrepentirán… Groove on!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios