15 de Octubre de 2018

Opinión

“Marca Cancún”, a prueba de todo

Cuando un destino como Cancún espera para el 2017 a 4 millones 998 mil 78 visitantes...

Compartir en Facebook “Marca Cancún”, a prueba de todoCompartir en Twiiter “Marca Cancún”, a prueba de todo

Cuando un destino como Cancún espera para el 2017 a 4 millones 998 mil 78 visitantes –así de exactos-, no hay duda de que su nombre tiene presencia y prestigio. Es una marca consolidada en un país con turbulencias y en un mundo donde prevalecen las incertidumbres por los cambios políticos en Estados Unidos (su principal mercado), acciones proteccionistas, fenómenos migratorios y nuevos competidores. 

Más que un récord es un hito, se atreven a decir tanto empresarios como operadores que celebran los pronósticos de 80% en ocupación promedio para el año, así como los proyectos de inversión hotelera previstos, que no se detienen pese a factores como los mencionados en el párrafo inicial. 

Con esos datos el presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada Barba, sostuvo a la prestigiosa revista Líderes Mexicanos: “Este es el destino número uno en el país y Latinoamérica. La marca está rompiendo récords, lo cual se refleja en una mejor derrama económica para todos”.
Esa afirmación encuentra respaldo en las cifras de la Secretaría estatal de Turismo, donde recientemente revelaron que Quintana Roo cerró 2016 con una afluencia superior a los 15.3 millones de visitantes, de los cuales más de 10.8 millones corresponden a turistas de pernocta. La mayoría de ellos los concentró Cancún. 

Los indicadores son muy buenos y podrían ser mejores, pues están blindando las actividades de la aparente inseguridad, no se prevén alertas de viaje y el índice delictivo ya se redujo 33% en la entidad, de acuerdo con el Sistema de Seguridad Nacional.

A todo ello debe sumarse otro indicador inédito: más de 21 millones de pasajeros en un aeropuerto local que no deje de crecer, porque la Terminal 4 aún en construcción, contará con diversos espacios atractivos, cumpliendo otras metas en áreas clave.

Visto así, Estrada Barba tiene razón en esperar un año promisorio si la ocupación, la derrama, las inversiones y las alianzas logran articularse bajo una estrategia integral preparada en Palacio, la cual pretende trasladar esos beneficios a la población mediante servicios, infraestructura, rescate de espacios y apoyo al desarrollo comunitario.

“Se trabaja en cómo mantener el liderazgo de Cancún con mayor impulso de la inversión y el bienestar de las familias. El activo más importante es su gente, que depende directa e indirectamente de esta industria”, expresó en la citada entrevista.

De esta manera, si favorece al centro de la ciudad y a las regiones con nuevos esquemas colaborativos con la iniciativa privada y otros niveles de gobierno, el primer edil le dará un significado mayor a eso del liderazgo, la marca y los récords, que aun cuando no todos conocen, a muchos impacta.

Además cobraría sentido su fraseo en torno a que el recurso humano es lo más valioso para su administración, porque debe enfatizarse que la “marca Cancún”, sí está hecha en Cancún, por gente que trabaja sin importar el estado de los fideicomisos, la austeridad, las contingencias, los recortes presupuestales, los impuestos al hospedaje o la reclasificación hotelera.

Desorbitado

Planes, programas y vaticinios fueron configurados al terminar el año, cuando no se registraban bloqueos carreteros, toma de gasolineras, saqueos y rapiña. ¿Cuánto afectará? Para colmo, los del sector deben apostar ahora, justo en un ambiente así de complejo. 
Las incógnitas son: ¿La estabilidad con paz se logrará a tiempo? ¿Está a salvo la imagen? ¿Son suficientes un dólar alto, una buena promoción y unas tarifas competitivas? La marca, como variable estratégica, adquiere un protagonismo especial en tales circunstancias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios