23 de Septiembre de 2018

Opinión

Mario Magaña y Pedro Góngora, ejemplos

En la planta de trabajadores del INAH aún no hay quien esté a la par con el trabajo que han desarrollado estos dos paladines del patrimonio cultural.

Compartir en Facebook Mario Magaña y Pedro Góngora, ejemplosCompartir en Twiiter Mario Magaña y Pedro Góngora, ejemplos

Las inspecciones fueron y son una de las actividades cotidianas que como arqueólogos debemos realizar. Es una de las funciones principales y obligatorias con base en la normatividad que nos rige.  En la región Puuc, es una labor que realizábamos junto con los custodios de la brigada volante, es decir, con Mario Magaña y Pedro Góngora. En aquellos buenos años, esta labor era muy intensa y en ese entonces Mario Magaña A. era el encargado de la brigada volante y Pedro Góngora I. un ferviente seguidor de aquellas intrépidas travesías. Por fortuna esa forma de trabajo, de entrega, tan meticulosa y sin reparar o ceñirse al horario oficial es una de las cualidades que hasta hoy Pedro Góngora continúa de manera admirable, y no falta el trabajador bajo su mando que no comulgue con un trabajo que se ha venido haciendo de muchos años atrás y que Mario y Pedro han hecho una forma de vida.

Hoy nos encontramos frente a una generación de trabajadores que hicieron del trabajo cotidiano una forma de vida y han expresado abiertamente ese disfrute por su trabajo y están dejando una huella muy grande  que sinceramente espero que algunos de los jóvenes que hoy forman la brigada volante tome la estafeta para continuar con esta honorable tradición. Como compañero de estos grandes personajes que enaltecen el nombre de nuestra institución, trabajé por un período de más diez años, vivimos muy buenas experiencias, vivencias, y muchas situaciones inesperadas. 

Hoy puedo decir, sin temor a equivocarme, que en la planta de trabajadores del INAH aún no hay quien esté a la par con el trabajo que han desarrollado Mario Magaña y Pedro Góngora. En honor de estos dos paladines  del patrimonio cultural, fervientes defensores de los monumentos y cuidadores de las ruinas, como también eran conocidos, se hará una ceremonia de reconocimiento por su trabajo este lunes 9 de noviembre a las 9 a.m., en el hotel Labnah, que se encuentra en la calle principal de Oxkutzcab y que conduce a las Grutas de Loltún. 

Celebremos este gran acontecimiento relacionado con la inigualable labor así como la gran responsabilidad en el cuidado del patrimonio cultural que como ciudadanos hemos heredado de nuestros ancestros y que ha sido bien custodiado por estos dos trabajadores del INAH.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios