25 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Más del Metro!

La semana pasada, le platicaba de las deficiencias, deterioro y escándalos en torno al Sistema de Transporte Colectivo Metro, en la Ciudad de México...

Compartir en Facebook ¡Más del Metro! Compartir en Twiiter ¡Más del Metro!

La semana pasada, le platicaba de las deficiencias, deterioro y escándalos en torno al Sistema de Transporte Colectivo Metro, en la Ciudad de México. Le relataba, que desde el aumento que se le diera a la tarifa, las mejoras en el servicio no se notan, a pesar de los más de mil 800 millones de pesos que se han captado. La cosa no termina ahí,  ya que le contaba también, del escándalo que se suscitó con la suspensión de actividad de la línea 12 (Dorada), la obra más importante de los últimos tiempos en el D.F.

Pues bien, después de que fuera presentado el dictamen de la comisión legislativa que investiga el caso de las fallas de la línea 12, las presuntas irregularidades administrativas, indicios de corrupción y de un muy mal manejo de los recursos, dejaron muy mal parado a Ebrard, al Senador Mario Delgado, ex titular de la secretaría de finanzas del Distrito Federal y otros funcionarios que participaron en dicho proyecto. En este sentido, los señalados, tuvieron oportunidad de exponer sus posturas en una reunión en la Cámara de Diputados, el pasado 06 de febrero.  

Lo que apuntaron Ebrard y Delgado fue que, el uso que  le está dando a este caso el Presidente de la comisión, el diputado Marco Antonio Calzada, tiene todos los agravantes de una persecución política, esto debido a que los resultados del dictamen, se presentan en el marco de la contienda electoral de este 2015, y en la que Marcelo Ebrard, irá en busca de una diputación federal, que le permitiría posicionar su imagen para la elección presidencial del 2018. Además de ello, que dejaría muy mal parado al PRD en la disputa de las 16 delegaciones que conforman la Ciudad de México.

Lo cierto es que nuevamente en nuestro país, se da un caso que afecta a todos los mexicanos, pero, ¿por qué a todos?, se preguntará, pues bien, la obra está presupuestada en 24 mil millones de pesos, inversión que es compartida entre el gobierno capitalino y el federal, es decir, se paga con el dinero de los mexicanos, sean del lugar que sean; sea cierto o no lo del uso político de ambas partes en este conflicto, pensemos que nuevamente se demuestra que este tipo de servidores públicos, vuelven a verle la cara al ciudadano; porque así como se ha señalado que hay conflictos de interés entre el ejecutivo federal y empresarios vinculados con contratos millonarios y casas lujosas, en el caso de la línea 12 del metro, también lo hay, ya que , el mismo funcionario que dijo cómo debía ser la obra, posteriormente desde la iniciativa privada, la certificó, es decir, verificó la operación de los trenes. Aún falta por aclarar, el por qué presuntamente se infló el precio del arrendamiento de los trenes, ya que, se firmó un contrato con un tipo de cambio de 16.75 pesos por dólar, esto en 2012. En fin, ahí van saliendo más y más variables en este caso.

¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios