21 de Septiembre de 2018

Opinión

Masi, masi no y masinó

Estas expresiones son de uso exclusivo y frecuente en el habla popular de la zona peninsular que, incluso, influyeron en la lengua maya.

Compartir en Facebook Masi, masi no y masinóCompartir en Twiiter Masi, masi no y masinó

Dos expresiones arcaicas de origen hispano son masi y masinó, de uso exclusivo y frecuente en el habla popular de la zona peninsular que, incluso, influyeron en la lengua maya.

Según don Víctor Suárez Molina, masi es un adverbio de duda formado por la conjunción mas (que equivale a “pero”) y la conjunción si (que equivaldría a “tal vez”, “quizá”, “a lo mejor”). Ejemplos: “¡Masi ya lo sabe!” “¡Masi tú me agarraste ese dinero!”. “¡Masi ya llegó tu papá!”. ¡Masi tú se lo dijiste!

La voz masinó es otro adverbio que probablemente deriva de mas, sí y no, equivalente más o menos a “¿verdad?”, “¿no es cierto?”, “¿o no?”.

Forma elocutiva muy propia del lenguaje familiar, casi siempre en sentido exclamativo o interrogativo. Si se usa en forma de pregunta, implica una búsqueda de apoyo a alguna afirmación: “¡Qué lindo está el nené! ¿Masinó?” A lo que el interlocutor u oyente puede asentir –Jaaj, está bonito. “Ayer fuimos al cine. ¿Masinó?”. “¡Qué rico está el pescado frito!

¿Masinó?”. También significa incertidumbre o duda temerosa: “Sí compusiste mi coche. ¿Masinó?”, es decir: “Sí lo compusiste ¿Verdad?”

La esposa al marido -“Todavía me quieres, ¿Masinó? Si el marido está poco convencido, puede responder con un –Jmm. Pero si está completamente seguro, dirá: – ¡Claro que te quiero! 

La incertidumbre o titubeo subsiste en la expresión, cuando masi y no van separados y el acento no recae sobre la partícula negativa: “¿Masi no es verdad?”. “¿Masi no me quieres?”. “¿Masi no compusieron mi coche?”. ¿Masi no traje las llaves de la casa? 

Curiosamente los mayas peninsulares emplean el hibridismo máasima’ o la contracción máasa’ (de masi y la negación ma’) con el mismo significado de duda abstracta: ¿Máasima’ ta wilaj in tal? (¿Verdad que viste que yo venga?). Jach ts’oya’an, ¿Máasima? (Está muy flaco/a ¿Verdad?). ¿Máasima, maj? (¿Verdad, mamá?).

Una frase adverbial comparativa que va cayendo en desuso es más mejor, que equivale a “mucho mejor”. “Está más mejor este vestido que ése”. Este pleonasmo quizá tenga su origen en la expresión híbrida español-maya maas ma’alob (mucho mejor) que regresó al español literalmente como “más mejor”: “Fue más mejor la selección mexicana que la de Jamaica”.

Por cierto, ma’alob (bueno, correcto, está bien) es una voz maya compuesta de ma’, negación, no, y loob, mal, daño: Leti’e’ jach ma’alob u t’aan ich maaya (El/ella habla muy bien la maya).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios