17 de Agosto de 2018

Opinión

La ciudad maya de Chichén Itzá en fuentes coloniales

En el documento Relaciones histórico-geográficas de la gobernación de Yucatán se hace referencia de la grandeza y los dominios de Chichén Itzá.

Compartir en Facebook La ciudad maya de Chichén Itzá en fuentes colonialesCompartir en Twiiter La ciudad maya de Chichén Itzá en fuentes coloniales

El asentamiento de Chichén Itzá se menciona en las Relaciones histórico-geográficas de la gobernación de Yucatán, informes preparados por los funcionarios y encomenderos de una buena parte de los territorios de la provincia de Yucatán a petición del monarca español Felipe II.

En el documento Relación de la Villa de Valladolid, que tiene por fecha el 8 de abril de 1579, se describen el Castillo y los dos imponentes cenotes que proveían de agua para la ciudad, también se da cuenta de los sacrificios que se efectuaban en el Cenote Sagrado.  A través de estos textos, se hace referencia de la grandeza y los dominios de Chichén Itzá, y la alusión a un solo gobernador; la llegada de Kukulcán y el comienzo de una nueva tradición religiosa en el asentamiento maya más importante de Yucatán hoy día. 

Por otra parte, entre las fuentes de los siglos XVI-XVII, sobresalen dos sucintas relaciones que hacen referencia a Chichén Itzá. La primera de estas alusiones se encuentra en el Tratado docto y curioso de las grandezas de la Nueva España, de Fray Antonio de Ciudad Real, religioso franciscano que a fines del siglo XVI fungió como secretario del comisario general de la orden -Fray Alonso Ponce-. Concerniente a Chichén Itzá, Fray Antonio de Ciudad Real da una breve referencia sobre este asentamiento mientras se encontraba en el pueblo de Tinum, en el mes de julio de 1588. 

Otro texto elaborado durante el siglo XVII, donde se menciona la grandeza de los edificios del sitio de Chichén Itzá, es el Informe contra Idolorum Cultores, de Pedro Sánchez de Aguilar, texto del cual se desprenden las siguientes palabras: “De la cual tan solamente hay tradición, y memoria entre ellos, por los famosos, grandes, y espantosos edificios de cal y canto, y sillería, y figuras, y estatuas de piedra labrada que dejaron en Oxumal, y en Chichiniza, que hoy se ven, y se pudieran habitar”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios