12 de Diciembre de 2017

Opinión

Mayoría de edad del SAR

El SAR ha representado un gran bien para este país, pero es necesario ofrecer a los trabajadores más por su dinero.

Compartir en Facebook Mayoría de edad del SARCompartir en Twiiter Mayoría de edad del SAR

El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) cumple este primero de julio de 2015 sus primeros dieciocho años de existencia.

El SAR ha representado para millones de mexicanos una opción para mejorar en algo sus condiciones con vistas a cuando la edad del retiro llegue.

Pero es lamentable que la mayoría de la clase trabajadora no comprenda cabalmente las implicaciones que tendrán los esquemas de pensiones previstos en las leyes del Seguro Social y del Issste.

El nuevo esquema de pensiones implicará para trabajadores una futura pensión que fluctuará entre uno y dos salarios mínimos, tres, exagerando.

La razón de lo anterior será la falta de una actitud previsora (no pensamos a futuro y no planeamos); nulo o bajo nivel de ahorro; buscar siempre cómo trabajar menos; ahorrar en medios poco convencionales; nunca invertir a mediano y largo plazo.

Al cumplir el SAR su mayoría de edad contará con más de $2.448 billones de pesos, los que representan alrededor del 14% del Producto Interno Bruto; estos recursos han sido invertidos por las Siefore en renta variable nacional, el 6.71%; en renta variable internacional, el 17.22%; en  mercancías, el 0.07% (oro); en deuda privada nacional, el 18.97%; en  instrumentos estructurados, el 5.19%; en deuda internacional, el 1.02%; y en valores gubernamentales, el 50.82% (fuente: http://www.consar.gob.mx/panorama_sar/renta_variable_nacional.aspx).

Las afore administran 53.2 millones de cuentas individuales, las que han generado históricamente rendimientos nominales (antes de la inflación) del orden del 12.39% y, en términos reales (descontando la tasa de inflación), del 6.18%.

Así como ha habido aciertos y logros, también es cierto que el SAR le queda a deber mucho a la clase trabajadora, pues aún  cuando los rendimientos reales obtenidos son superiores a la inflación, no garantizan todavía un nivel y calidad de vida próspero para la clase trabajadora llegada la edad del retiro.

Lo que sí hay que reconocer verdaderamente al SAR, y en especial a las afore, es que éstas se han convertido en una gran fuente generadora de trabajo y riqueza para el país, al generar por motivo de su operación y funcionamiento miles de trabajos directos e indirectos, grandes derramas económicas vía salarios, pago de comisiones, compra de bienes y pago de servicios, pago de impuestos federales, estatales y municipales y retorno de inversiones y excedentes magnánimos para sus accionistas nacionales y extranjeros.

A dieciocho años de su creación, el SAR ha representado un gran bien para este país, pero es necesario ofrecer a los trabajadores más por su dinero.

Para mayores datos sobre éste u otros temas, escriba a través de http://miretiroypension.com.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios