25 de Septiembre de 2018

Opinión

Mea culpa del PAN

El PAN tendrá que padecer las consecuencias de un estilo de política que lleva invariablemente al enfrentamiento.

Compartir en Facebook Mea culpa del PANCompartir en Twiiter Mea culpa del PAN

El texto que presentó la dirigencia del PAN a su Consejo Nacional fue directo: “durante los 12 años que el PAN encabezó la Presidencia de la República no logramos desmantelar el viejo régimen autoritario; no tuvimos la capacidad de generar una cultura democrática hegemónica (sic); en algunos casos, incorporamos las prácticas autoritarias, clientelares y corruptas que criticamos, en nuestros gobiernos y en nuestro partido”.

Ya entrados en autocrítica debería decirse mucho más, logros que hay que destacar, pero asuntos que no se pueden soslayar por incómodos que sean, en especial el despotismo visceral que caracterizó al gobierno de Felipe Calderón, el que llevó al PAN y al país al encono y a la división, así como el saldo negativo y sangriento de la guerra contra el crimen.

A Madero no se le podía pasar la mano, ya que hay muchos personeros de Calderón en el órgano de gobierno. El PAN tendrá que transitar con ellos y padecer las consecuencias de un estilo de política que lleva invariablemente al enfrentamiento. Un logro significativo de Madero y del PAN que se haya avalado el Pacto por México a pesar de la embestida del calderonismo.

La cuestión es que el PAN pierde elecciones porque ha perdido la brújula. Muchos de los gobernadores que llevó al poder ni panistas son y la frustración por lo que no se pudo hacer, así como el agravio por lo que se está haciendo ahora bien, lleva a muchos en el PAN a cuestionar el pacto de la pluralidad para rescatar al Estado mexicano de los factores de poder. Si el calderonismo tiene éxito en minar al Pacto, los beneficiarios serán los poderes fácticos y, de paso, AMLO y Morena.

El PAN no debe apostar a ciegas por militantes que incurrieron en corrupción, ya que es un asunto que apenas empieza. Debe pedir que se les investigue sin prejuicio y con rigor. El tema de los casinos dará para sorpresas.

Deberá quedar claro que los delitos los cometen las personas, no los partidos; tesis que el PAN no practicó cuando se trataba del PRI. Ahora el partido deberá cuidarse de las pulgas de los corruptos que empoderó y que siguen con fuero legislativo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios