25 de Septiembre de 2018

Opinión

Las medicinas, por el cielo

México compra de otros países 20 por ciento de los medicamentos que requiere la población e importa hasta 95 por ciento de las materias primas para los que se fabrican aquí.

Compartir en Facebook Las medicinas, por el cieloCompartir en Twiiter Las medicinas, por el cielo

Advertencia para los enfermitos, sobre todo para los que padezcan diabetes, ausencia de erección, hipertensión, por mencionar algunos de los males que más azotan a los mexicanos –y a los yucatecos en particular, debido a sus costumbres gastronómicas- ya que con la devaluación de peso frente al dólar, pues los medicamentos se incrementarán, fácil, de un 7 a un 10 por ciento. O sea, échenle números: algún pomo de pastillas para diabetes actualmente cuesta, mínimo, de 400 a 900 pesos. Pónganle unos pesitos de más y no se asusten.

El caso es que México compra de otros países 20 por ciento de los medicamentos que requiere la población, pero importa hasta 95 por ciento de las materias primas para los que se fabrican aquí, por lo que la devaluación del peso frente al dólar ha encarecido los costos de producción; de tal manera que el sector no podrá contener por más tiempo un aumento de precios, según estimaciones de los macizos de la Unión Nacional de Farmacéuticos, agrupación a la que pertenecen 5 mil 600 socios de 25 grupos de farmacias y concentra 23 por ciento del mercado de distribución de medicamentos.

Hasta el momento no hay mucho impacto en los precios, pero con la subida del dólar de 17 a 19 pesos en menos de un mes es inminente un aumento porque los insumos se compran en dólares. Habrá un alza de entre 7 y 10 por ciento a mediados o finales de febrero cuando la industria comienza a producir e importar de nuevo, una vez que agota sus inventarios y reservas. Por supuesto que no se descartan más aumentos a lo largo del año si continúa la devaluación. Quizá las empresas del sector puedan hacer convenios anuales de compra con sus proveedores para atenuar el impacto de los precios a sus clientes.

Tan sólo en 2015 hubo un encarecimiento de 10 a 30 por ciento en los medicamentos, dependiendo el tipo. Las causas fueron diversas pero también influyó la devaluación del peso. Se pensó que en 2016 estabilizaría la cotización monetaria, pero “nones”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los precios de los medicamentos se incrementaron 6.14 por ciento en 2015, casi el triple respecto de la inflación general de 2.13 por ciento registrada en el año y la de 2.23 por ciento correspondiente a los alimentos.

En la primera quincena de 2016, las medicinas se encarecieron 0.32 por ciento respecto de la última de 2015, lo que implica 10 veces más que la inflación general de 0.03 por ciento alcanzada en el mismo período. Si la comparación se hace en términos anuales, en los primeros 15 días de 2016 los medicamentos costaron 5.96 por ciento más caros que hace un año, en contraste con la inflación general que fue de 2.48 por ciento, de acuerdo con el índice nacional de precios al consumidor (INPC) que el Inegi dio a conocer la semana pasada.

Todavía así, la Unefarm mencionó que el impacto de tales alzas no ha sido tan fuerte en los bolsillos de los mexicanos porque tienen la opción de comprar medicamentos genéricos, los cuales resultan hasta 80 por ciento más baratos que los de patente.

Esa estrategia ayuda a hacerle frente a la volatilidad del dólar y ha evitado un problema de salud en el país. La oferta y demanda de los genéricos comenzó a incrementarse en el país desde el año 2010, desplazando los de marca, y a la fecha seis de cada 10 productos vendidos son genéricos.

No obstante, para ambos tipos de medicinas se importan insumos y aproximadamente 60 por ciento provienen actualmente de Europa, 20 por ciento de India y otro porcentaje similar de Estados Unidos.

Los medicamentos que más se consumen en el país son para las enfermedades crónico-degenerativas que más aquejan a la población como la diabetes e hipertensión y enseguida se ubican las pastillas para la disfunción eréctil y las de emergencia para evitar embarazos.

Los mexicanos gastan hasta 45 por ciento de sus ingresos en medicamentos, porcentaje mayor al de otras naciones, de acuerdo con una encuesta de Unefarm en 2013.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para entrar a la era de la medicina alternativa (herbolaria maya y nacional), enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios