21 de Octubre de 2018

Opinión

#MedinaMora y el silencio de los inocentes

Internet es el foro de los agraviados y la voz de los ciudadanos sobre el quehacer del gobierno. Las redes sociales, a pesar de sus momentos de bajeza...

Compartir en Facebook #MedinaMora y el silencio de los inocentesCompartir en Twiiter #MedinaMora y el silencio de los inocentes

Internet es el foro de los agraviados y la voz de los ciudadanos sobre el quehacer del gobierno. Las redes sociales, a pesar de sus momentos de bajeza y los intentos por desprestigiarlas, se reafirman como el medio de expresión con mayor garantía de libertad, sin resultados "tangibles", pero al menos, rescatables. 

La designación de Eduardo #MedinaMora como magistrado de la Suprema Corte generó voces en contra desde muchos frentes sociales, académicos y políticos, debido a su controversial pasado en las instancias del poder en el sexenio de Felipe Calderón, acusado de incompetencia, parcialidad y abuso de poder por sus detractores, puntos que el hoy ministro y quienes lo apoyan, intentaron refutar, sin mucho eco entre los ciudadanos. 

La entonces posible elección del también ex procurador general, llevó a los activistas sociales y políticos ciudadanos a elaborar una recolección de firmas digitales a través de Change.org, sitio web que facilita una plataforma para estos propósitos, obteniendo 50 mil peticiones en contra de #MedinaMora, que fueron presentadas oficialmente ante el Senado mexicano, generando la indiferencia de los legisladores y el reproche del panista Roberto Gil Zuarth hacia los académicos: "ustedes pretenden encarar el único progresismo valido". 

Ciertamente las firmas no lograron el propósito deseado, y #MedinaMora será miembro durante 15 años de la Suprema Corte, sin embargo, la controversia generada por su nominación deja algo muy rescatable: la sociedad en internet está pendiente de las acciones del poder, y no permitió que el ex director de los servicios de inteligencia llegara a la magistratura sin mancha. 

Desafortunadamente, la política dentro de las redes sociales sufre del mismo problema que los mexicanos fuera de línea: el silencio y mutismo de los partidos. El reclamo de Gil Zuarth es muestra clarísima de la arrogancia que priva entre legisladores y políticos, y la respuesta para él es muy sencilla: ante la cerrazón de la "clase gobernante", a la sociedad no le quedan más que las expresiones condenadas al fracaso para dar a conocer su opinión sobre el desastre que los legisladores hacen en su nombre. 

Es cierto, la reacción ante el nombramiento y las miles de firmas recabadas en Change.org no lograron el cometido principal, pero sí pusieron en tela de juicio las decisiones de los funcionarios; demostró -una vez más- ante la gente dentro y fuera de línea, que los senadores no votan según quienes los eligieron, sino por instrucción del partido, y que estos menosprecian las expresiones ciudadanas que los señalan por su cerrazón. 

El movimiento en redes sociales en contra de #MedinaMora, también resultó "productivo" si tomamos en cuentan que sus usuarios entraron al debate político sin necesidad de una tendencia que los guiara; alzar la voz o el "tweet" en reclamo de una acción que se considera incorrecta, fue, por lo menos, el lado positivo que este asunto político dejó en la web. 

Sabemos que en internet los movimientos no duran mucho, y el caso de nuevo miembro de la Corte no será la excepción: pasada la controversia, las aguas en Twitter volverán a la calma hasta que algo las sacuda, y es ahí donde nosotros, los que aún tenemos un resquicio de confianza en la política, debemos actuar para mantener "en tendencia" estos asuntos, recordando a los usuarios de las redes sociales que, si algo nos agravia, tenemos la oportunidad de cambiarlo el día de las elecciones, pues el voto es más poderoso que el "tweet"... por lo menos, es lo que nos mantiene en línea.  Lo malo, es que ya es costumbre celebrar los "por lo menos", como los éxitos políticos que nunca llegan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios