13 de Diciembre de 2017

Opinión

Mérida, ¿ciudad limpia?

Compartir en Facebook Mérida, ¿ciudad limpia?Compartir en Twiiter Mérida, ¿ciudad limpia?

Hace poco más de un cuarto de siglo, siendo responsable de proyectos ambientales en Grupo ICA, el Ing. Herbé Rodríguez Abraham, entonces alcalde de Mérida, me invitó a venir a mi ciudad natal para participar en el diagnóstico de la situación que prevalecía en el manejo y disposición final de la basura en la ciudad.

La visita al tiradero, en el sitio que hoy ocupa el CRIT, fue francamente deprimente; localizarlo era fácil por la enorme columna de cientos de zopilotes que lo sobrevolaban; recorrerlo era encontrarse con un escenario de bolsas de residuos hospitalarios y de basura de todo tipo, malos olores y millones de moscas, y en medio los pepenadores que comían y dormían en medio de la inmundicia.

Ante esto el Ing. Rodríguez Abraham inició un proceso para definir una solución integral al problema, hasta lograr el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo  que seleccionó a Mérida para ser una ciudad piloto en México en la definición y puesta en servicio de una infraestructura que permitiera el tratamiento, reciclaje, composteo y disposición final de los residuos sólidos urbanos, que en su primera etapa, desarrollada siendo alcalde el Ing. Tuffy Gáber, contó con una planta de separación y reciclaje, una unidad de composteo y un incinerador de residuos hospitalarios, infraestructura que le tocó inaugurar a Ana Rosa Payán.

Posteriormente este equipamiento se vio complementado con el relleno sanitario, considerado en el Congreso de AIDIS celebrado en Brasil hace un decenio, uno de los tres mejores de América Latina, hoy en su segunda etapa, después de haberse saturado antes de tiempo la primera, debido a que no se cumplieron las metas de reciclaje consideradas en su diseño.

Pero todo esto no hace de Mérida una ciudad limpia; en los años siguientes el compromiso estaba en la ciudad, en el manejo de los residuos que genera; la recolección se “estandarizó” en un esquema de separación truncado por la falta de los equipamientos de reciclaje y composteo, en un sistema que sigue incompleto: centros de acopio, estaciones de transferencia, equipamiento de separación y composteo, son asignaturas pendientes; pero el elemento que sigue fallando en este esquema es la sociedad, que sigue tirando basura por todas partes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios