17 de Noviembre de 2018

Opinión

Mérida y su futuro

La construcción de esta Mérida, con igualdad de servicios para todos, sólo será viable si todos participamos en la definición de su modelo de desarrollo.

Compartir en Facebook Mérida y su futuroCompartir en Twiiter Mérida y su futuro

Hace ya más de un año hacíamos referencia al proceso que transforma a Mérida día a día en una ciudad de geometría variable, amorfa, extraña, de límites imprecisos, centralidades confusas y referentes simbólicos escasos; es decir, una región urbana carente cada día más de lugares proveedores de sentido de identidad.

Retomando el tema, creo que es importante evitar que continúe este crecimiento inercial de Mérida, con falta de equidad, segregación, desorden en el asentamiento de las actividades productivas, entorpecimiento paulatino del transporte y el tráfico, y una creciente interferencia entre la vivienda y los giros no habitacionales. Para ello, es necesario que la ciudad cuente con un modelo de desarrollo urbano en torno a un sistema de actividades económicas y sociales detonantes, estructuradas en conjunto y en armonía con las zonas de vivienda.

Para ello se requiere que Mérida tenga un verdadero plan director de su desarrollo urbano a largo plazo que cree las condiciones para que las actividades productivas ocurran en economías de escala y en condiciones de complementariedad, que establezca un sistema de verdaderos parques en una ciudad en la que se establezcan, en espacios estratégicos, un conjunto de proyectos detonadores, emblemáticos, estructurantes y proveedores de un orden en su desarrollo.

Un plan director que establezca y vigile que se cumplan las formas y procedimientos para la correcta y oportuna incorporación de tierra a la ciudad, así como un proceso paulatino de rescate y saneamiento ambiental, económico y social de la actual mancha urbana, dando respuesta a sus verdaderos problemas y necesidades.

En consecuencia, toda nueva área de urbanización deberá estar integrada a una unidad de expansión urbana definida en el plan director, en la que se desarrollen actividades económicas, sociales y culturales, y se incluyan todos los servicios necesarios, en centros de población autónomos, fracciones de ciudad dentro de la ciudad.

La construcción de esta Mérida, con igualdad de servicios para todos, sólo será viable si todos participamos en la definición de su modelo de desarrollo, que nos conduzca a una ciudad con equidad, con integralidad metropolitana y con sostenibilidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios