México, ¿un callejón sin salida?

El microempresario no puede salir adelante, pues los macroempresarios se lo terminan devorando o incluso vive para ser empleado del gobierno.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Comercio local sin futuro, comerciantes endeudados, imposiciones tributarias sin justificación y, aún peor, desordenadas, son sólo parte del panorama que estamos viviendo en México.  El microempresario no puede salir adelante, pues los macroempresarios se lo terminan devorando o incluso vive para ser empleado del gobierno, ya que sólo trabaja para pagar impuestos y no le da para generar utilidades. 

Los gobernantes cada día están más cegados con el poder, sólo ven y viven para ellos, sus lujos y sus necesidades. Engañan al pueblo con propuestas maquilladas de beneficios y futuros prometedores que luego se convierten en historias de terror.  En el comercio exterior todos los días podemos observar las imposiciones infundadas para ponerle obstáculos al importador y “proteger” la producción nacional.

Pero ¿qué producción nacional se va a proteger, si al productor no lo apoyan para renovar sus máquinas y tiene que seguir fabricando productos al mismo ritmo que hace 10 años y su capacidad competitiva se convierte en cero contra las máquinas modernas de productores extranjeros? 

Tenemos que acabar con el México en que una historia de drama o noticias de casas, viajes y supuestas enfermedades al presidente distraen nuestra atención de la realidad, necesitamos un México pero, sobre todo, mexicanos cultos, preparados y con la capacidad de cambiar el futuro del país; sólo así México saldrá adelante.

Cargando siguiente noticia