20 de Octubre de 2018

Opinión

México está en candela

Osorio Chong ya advirtió que el tiempo se agota para los maestros de la CNTE que, en lugar de retirar sus desmanes, se envalentonan y fortalecen sus barricadas en puntos estratégicos de Oaxaca.

Compartir en Facebook México está en candelaCompartir en Twiiter México está en candela

El tiempo pasa, vuela, como dirían los entrañables abuelos. Y México, cada día, en candela, como suelen externar los cubanos cada que se refieren a la situación económica de su propia isla.

Pero en la tierra de los mayas, aztecas, nahuas, rarámuris y demás etnias nacionales (no se vale identificar al país sólo por los ancestros de los realmente capitalinos, los que viven actualmente en el estado Ciudad de México que, al mismo tiempo, todavía es la capital de los Estados Unidos Mexicanos y que, irónicamente, no posee capital designada), la situación está cada día del cocol.

Por un lado, explota el llamado Brexit de los soberbios e indiferentes británicos y que por medio de un referéndum votan por salirse de la Unión Europea y con ello hacen trastabillar a las bolsas económicas de todo el mundo, incluyendo la del debilucho México. En caliente, el “des-mago de las des-finanzas” del Gobierno de Enrique Peña Nieto, el tal Luis Videgaray (que si aspiraba a la candidatura del PRI para relevar a su patrón, puede decirle adiós a su sueño), hizo lo único que sabe hacer y que, por cierto, ya aprendió muy bien: recortar el gasto público. Ahora por 31 mil millones de pesos en los rubros de salud, educación y el campo (vulgus, agricultura).

Por supuesto que al aplicar el multimillonario recorte, ‘Videcarajay’ no toca un peso de su salario, menos el de su jefecito y tampoco a los del primer nivel del gabinete. Habría que ver si, en efecto, les ha reducido el sueldo a otros de menor importancia. Hay cientos de funcionarios que cobran por hacer como que trabajan y la realidad es que están sumergidos en presuntos actos de corrupción. Así, pues cualquiera aplica recortes en el gasto público. Total, que se jodan los millones de ciudadanos comunes y corrientes, y queden blindados los poderosos.

Pero si en la rama económica, el país está metido en candela, en el aspecto social, ¿qué tal? Sencillo: parece que las matanzas en diversas zonas de México, como las del norte, se tomaron una aparente tregua. Es un decir: hace unas semanas aparecían 20 muertos a diario en balaceras y ejecuciones; ahora figuran 19. Algo es algo.

Y es que el crimen organizado perdería algo de sus reflectores en los medios de comunicación porque los “flojesores” de la CNTE, sección 22 de ‘Guajaca’, ya los acapararon. Es, precisamente, el meollo del asunto. México está ardiente, está sentado en un comal como las que utilizan las nativas de la tierra del gran prócer de las Américas, Benito Juárez García, quien de revivir se volvería a enterrar, él solo, por tanta vergüenza que sucede en su territorio natal.

En efecto, las acciones de los dizque mentores de la CNTE que azotan como vil epidemia la vida de millones de oaxaqueños tiene desde hace tiempo, en vilo, al Gobierno de Enrique Peña Nieto que, la verdad, no acierta a saber qué hacer. El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, fue enviado con el objetivo de disolver los infames bloqueos que tienen sitiado a Oaxaca y que han vuelto rehenes a los propios habitantes. Ah, pero en la mesa de diálogo los maestros pretender ejercer presión y se niegan a terminar con sus actos semiterroristas. Lo que buscan esos parásitos es que se venga abajo la Reforma Educativa, sigan cobrando miles de millones de pesos por no dar clases, retener sus prebendas de venta y alquiler de plazas y, por supuesto, mangonear a su antojo al mandatario estatal en turno, así como lo ejercen con Gabino Cué, un ente ex priísta que en 2010 fue ungido por la coalición de panupenitentes, perrebuscapleitos y petelambiscones como abanderado a la gubernatura y lo que se creía algo bueno para esa entidad, la más pobre del país, resultó –ya de mandatario- ser un fiasco de lo más fúnebre.

Y ahora, don Osorio Chong ya advirtió que el tiempo se agota para los maestros de la CNTE que, en lugar de retirar sus desmanes, se envalentonan cada día más y fortalecen sus barricadas en los puntos estratégicos de Oaxaca. Cuando el funcionario con antecedentes orientales dijo que “se agota el tiempo” es porque, muy probablemente, entrará la fuerza pública a disolver los desastres de los descarados centistas.

Por supuesto, si hay violencia los mentores y sus dirigentes apuestan al escándalo nacional e internacional, que las agrupaciones de derechos humanos lancen toda su “ditamiar” (leer al revés) y que López Obrador y fieles borregos escupan su odio y resentimiento con fines netamente proselitistas y políticos. O sea, que la Federación sea juzgada como el peor de los criminales, como si acaso no es un crimen dejar sin educación, desde hace años, a miles de niños para fomentar intereses oscuros y pseudocriminales. Esta es la apuesta de los “flojesores”.

Si bien es cierto que el Gobierno tampoco elaboró una Reforma Educativa con la consulta ciudadana y menos con los propios maestros (nunca lo hace) y que Peña Nieto colocó a un papanatas como Aurelio Nuño Mayer, al frente de la Secretaría de Educación, un tipo soberbio y “finolis” que jamás ha sabido cómo tratar este grave asunto que, lejos de magisterial, ya escaló proporciones sociales gruesas, tampoco es para que un grupo de vividores saque de quicio a toda una nación.

Es por eso que el país está en crisis. Si el PRI-Gobierno echa mano dura corre el riesgo de que sufra un grave revés en las elecciones de 2018, pero si se hace el mismo y deja correr la problemática magisterial, entre una de tantas calamidades que asolan la República Mexicana, también estará a un paso de perder la silla presidencial, ¿y dejarle paso abierto a López Obrador? Ay, mi madre. El tiempo se le agota al Gobierno y no parece tener argumentos para salir de esta severa crisis. Pobre de Oaxaca y los oaxaqueños, pobre de todos los mexicanos.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para salir de todo esta dilema nacional, se aceptan toda clase de sugerencias, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios