13 de Diciembre de 2018

Opinión

México: una fábrica de pobres

Los programas sociales de los gobiernos de México han sido insuficientes para contener la pobreza, ya no diga usted para revertirla.

Compartir en Facebook México: una fábrica de pobresCompartir en Twiiter México: una fábrica de pobres

Los ojetes son como el agua:siempre buscan su cauce. Florestán

En este espacio le había adelantado que los resultados de la medición de pobreza 2012 a cargo del Coneval serían a la alza, por el simple incremento de la población y la insuficiencia crónica de los programas sociales a lo largo de los gobiernos.

Y así fue.

El secretario general del Coneval, que es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Gonzalo Hernández Licona, dio a conocer que de 2010 a 2012 aumentó el número de pobres al pasar de 52.8 millones a 53.3, esto es, el 45.5 de la población total.

También se dijo que otros 40.7 millones de mexicanos son vulnerables y podrían caer en pobreza y que solo 23 millones no son pobres ni vulnerables. El resto de la población, 94 millones, enfrentan alguna carencia social o tienen problemas de ingresos; son pobres o corren el riesgo de serlo.

Las cifras son devastadoras y vienen a confirmar lo dicho: que los programas sociales de los gobiernos de México han sido insuficientes para contener la pobreza, ya no diga usted para revertirla, aunque debo apuntar, como ya lo hice, que sin ellos la explosión social en México hubiera sido inevitable.

Dicho lo anterior, hay que destacar que los programas sociales no tienen como objetivo evitar un alzamiento social, sino resolver el problema de la pobreza, lo que no se ha logrado.

Y no se ha logrado porque han sido asistencialistas, incapaces de crear las condiciones vía empleo, educación, salud y seguridad, que son la llave para salir de la cárcel de la pobreza.

Y mientras eso no se logre cada informe sobre pobreza será peor y peor, hasta que esto estalle.

Es cierto que en el informe de Coneval hay una reducción en el rango de la pobreza extrema, al pasar de 13 millones en 2010 a 11.5 en 2012.

Pero que haya 11 y medio millones de mexicanos por debajo de la línea de subsistencia es un motivo de vergüenza nacional, no de celebración.

Retales

1. ACLARANDO. En relación con la columna de ayer, el ex canciller Jorge Castañeda me aclara que en marzo de 2003, el Consejo de Seguridad de la ONU no votó la invasión a Irak. Cuando George W. Bush vio que no tenía los votos de apoyo, la canceló y se fue a Las Azores a declarar la guerra con José María Aznar y Tony Blair;

2. TIEMPO. Solo el tiempo, y quizá las circunstancias, pudo reunir a Juan Ramón de la Fuente, Pedro Aspe, Jorge Castañeda y a Fernando Gómez Mont, secretarios de Estado de cuatro presidentes, a hablar a favor de la legalización de la mariguana, a lo que como gobierno se opusieron; y

3. DESPEGANDO. Muy interesante el rol que el presidente Peña Nieto dio al jefe de su oficina, Aurelio Nuño, como vocero de su intervención quirúrgica, ayer por la mañana en el Hospital Central Militar que, afortunadamente, fue todo un éxito. Felicidades.

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios