15 de Diciembre de 2018

Opinión

Militares en las redes sociales

"Usted, como militar, tiene la misión de concientizarse y concientizar a su círculo social para que su empleo sea sólo del conocimiento de las personas en que usted confía"

Compartir en Facebook Militares en las redes socialesCompartir en Twiiter Militares en las redes sociales

Involucrarse en las redes sociales es aceptar los códigos escritos y no escritos que comparten los usuarios, así como los peligros que entraña interactuar con miles, millones de cibernautas.

Casi no vemos a militares navegar en los mares azarosos de Facebook o Twitter (las principales), tanto por las características de su profesión como por el poco tiempo del que disponen; pero el alto mando no ignora que es una tentación para soldados y marinos, prueba de ello es un artículo publicado en la edición de enero pasado de la revista electrónica de la Sedena, La Gran Fuerza de México, en el que se exhorta a los militares a tener cuidado de lo que publiquen en redes sociales.

Recomienda: no subir fotografías uniformado porque la población asocia a los integrantes del Ejército con armas; los militares combaten al narcotráfico y los narcos los ven como enemigos; las redes sociales son públicas, aun teniendo un perfil privado; al publicar su ubicación es fácil que lo identifiquen.

Invita a reflexionar sobre el tema, ya que las publicaciones no sólo son expuestas por personal militar, sino también por sus familiares que intervienen en ese tejido virtual, pues todo lo que se publica en la red es visto por una gran cantidad de personas y todo está expuesto a comentarios. 

Y señala: “Formar parte de las fuerzas armadas es un orgullo y motivo de honor, más que un empleo es una forma de vida, y usted, como militar, tiene la misión de concientizarse y concientizar a su círculo social para que su empleo sea sólo del conocimiento de las personas en que usted confía, por su seguridad y la de los suyos”, y recuerda que “existen muchos ejemplos de mal uso de las redes sociales: extorsiones, secuestros, violaciones, despidos, divorcios, ansiedad, falta de atención hacia el entorno, etc.”.

Se trata (finaliza el artículo "¿Conoce el destino de sus publicaciones?" firmado por la Soldado Auxiliar Archivista, Norma A. Moctezuma Zúñiga, licenciada en Comunicación) de mantener la imagen de la institución en alto, y a su familia con la tranquilidad de vivir seguras en el ambiente que los rodea.

¿No les parece que estas recomendaciones aplican también para los civiles?

Anexo "1"

Cuando no había Internet

Somos de la época en que los embarcados en la Marina escribíamos cartas a mano a la novia o a la esposa; mandábamos dinero a  nuestras familias por giro postal o telegráfico; llegábamos a puerto buscando una caseta telefónica para tener noticias de los nuestros, luego, al correo para comprar postales como recuerdo de nuestra visita. Bueno, ni televisión había a bordo de los barcos y, cuando sí había, la veíamos únicamente en puerto, por aquello de la señal. 

Sin embargo, no era tan aburrido como parece, pues los pocos ratos de ocio los ocupábamos leyendo, jugando damas chinas, Parkase, o la baraja a escondidas en un pañol o sollado casi a oscuras. Las noches navegando eran para inspirarse, platicar con los compañeros acerca de la rutina, aventuras, sueños, en fin...

Imagino cómo es ahora navegar un mes sin atracar en algún puerto: todos pueden comunicarse a donde quieran y a la hora que quieran con su teléfono celular y enviar fotos y selfies apenas capten la imagen; pueden enterarse de las noticias a través de sus tabletas y Smartphone, ver programas de televisión o películas.

Qué vida –me digo– se han de dar ahora los compañeros de la Armada, aunque quién sabe... siempre hay un comandante que restringe, que limita, que prohíbe. No sé si fue mejor antes, pero lo disfrutamos, incluso aquellas partidas “prohibidas” de póker jugando al 'valiente' y en las que a veces hasta el comandante participaba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios