18 de Septiembre de 2018

Opinión

El mito de la serpiente Chayilkán

El animal busca y chupa el pecho de las mujeres cuando éstas tienen un hijo recién nacido y lo están amamantando.

Compartir en Facebook El mito de la serpiente ChayilkánCompartir en Twiiter El mito de la serpiente Chayilkán

Este mito tiene miles de versiones. Básicamente dice que el animal busca y chupa el pecho de las mujeres cuando éstas tienen un hijo recién nacido y lo están amamantando. 

Como muestra, comparto este relato. Hace muchos años, don Abelardo Poot fue a trabajar al monte, pero un día tuvo que volver a su casa temprano, cerca de las 10 de la mañana. 

Ese mismo día, en su hogar aconteció lo siguiente: su esposa le estaba dando pecho a su octavo y único hijo varón. De pronto, vio enroscada, en el brazo de la hamaca, a la serpiente Chayilkán y bajaba hacia ella. Esto es, porque la Chayilkán persigue a la mujer que tiene olor a leche materna. La señora se levantó y cogió un machete que su esposo colgaba en la casa. La Chayilkán huyó. 

Cuando Abelardo llegó, encontró a su mujer moviendo las cosas y dando vueltas dentro la casa en busca del animal. Intuyó que la serpiente pudo haber matado a su esposa. La Chayilkán es peligrosa porque chupa el pecho de la mujer mientras introduce la cola en la boca del niño para engañarlo. Otras versiones dicen que lo hace para adormecerlo.

El mito de esta serpiente, con otros nombres, contextos y detalles, está abundantemente distribuido en casi todo México y en muchos países de Suramérica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios