21 de Enero de 2018

Opinión

El movimiento de DeMarcus Cousins cambia todo en la NBA

Todo iba perfecto hasta que se anunció este último movimiento. Ahora, los del Bayou probablemente consigan el octavo puesto en el Oeste...

Compartir en Facebook El movimiento de DeMarcus Cousins cambia todo en la NBACompartir en Twiiter El movimiento de DeMarcus Cousins cambia todo en la NBA

Los Pelicanos no son un contendiente en el Oeste, que eso quede bien claro. Sin embargo, el cambio de DeMarcus Cousins de Sacramento a Nueva Orleans movió los cimientos de una temporada que ya estaba escrita en piedra. Más o menos iba así:

En el Oeste, los Warriors de Golden State barren hasta llegar a las finales de Conferencia, donde los Spurs o los Rockets les ganan uno o dos partidos y llegan a la serie de campeonato. En el Este, los Cavaliers de Cleveland barren hasta llegar a las finales de Conferencia, donde Boston o Toronto les dan unos cuantos problemas, pero terminan por avanzar. En el episodio III de Warriors vs Cavaliers, seis partidos son necesarios y Klay Thompson consigue una de las canastas más importantes de la serie para ganar el campeonato.

Todo iba perfecto hasta que se anunció este último movimiento. Ahora, los del Bayou probablemente consigan el octavo puesto en el Oeste y se verán las caras con los de la Bahía en la primera ronda de playoffs, ¿cómo cambia esto la historia? De esta forma:

En el Oeste, los Warriors de Golden State se ven las caras con la mejor dupla de postes desde Tim Duncan y David Robinson. Draymond Green no encuentra la forma de cubrir a Davis y Cousins, quienes llevan la serie a un juego siete, ante la impresión del mundo. Los Warriors apenas logran ganar, pero se encuentran desgastados para las siguientes rondas. 

Los Rockets se dan cuenta de su oportunidad y James Harden promedia líneas ridículas de 30 puntos, 11 asistencias y 8 rebotes en las finales de Conferencia sorprendiendo a unos cansados Guerreros y, finalmente, venciéndolos. 

LeBron James se da cuenta de todo lo que sucede y prende su modo súper-humano hasta las finales. Ahí, Cleveland y un inspirado Houston se van a un juego siete, donde Eric Gordon de los Cohetes se vuelve el héroe con 35 puntos y una canasta de tres en los últimos minutos. Los Rockets son campeones, James Harden consigue el MVP y Mike D’Antoni logra el campeonato que mereció hace tiempo con los Suns de Nash.

¿Vieron lo que sucedió? ¡Los Rockets campeones! Todo porque Cousins se fue a Nueva Orleans. Este movimiento probará ser mucho más increíble para la NBA en una temporada que, de otra manera, estaría escrita en piedra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios