21 de Septiembre de 2018

Opinión

Mucho que ganar, poco que perder

Ese primer domingo de julio se jugarán, además del gobernador de Baja California, un total de 931 presidentes municipales y 442 diputados locales en trece estados.

Compartir en Facebook Mucho que ganar, poco que perderCompartir en Twiiter Mucho que ganar, poco que perder

Las victorias cubren los errores. Florestán

Hace poco Gustavo Madero me decía que lo importante era ganar los gobiernos de la mano con los Congresos locales y los municipios importantes, básicamente las capitales y algunas ciudades emblemáticas. Y que puesto a elegir entre ganar un gobierno sin mayoría legislativa y esas alcaldías, era mejor Congreso y presidencias municipales.

Se refería, por supuesto, al caso de Baja California, entidad que su partido gobierna desde 1989, cuando Ernesto Ruffo logró la primera gubernatura panista de la historia.

A Ruffo le seguirían otros cuatro gobernadores de Acción Nacional, por la muerte de Héctor Terán al que suplió Alejandro González Alcocer, que han gobernado durante el último cuarto de siglo y con los que cruzaron el siglo XXI y las dos alternancias presidenciales: PRI-PAN en 2000 y PAN-PRI en 2012, y desembocado en el actual proceso electoral el próximo domingo 7.

Ese primer domingo de julio se jugarán, y por momentos parecen olvidarlo tanto los dirigentes partidistas como la opinión publicada, además del gobernador del estado 29, un total de 931 presidentes municipales y 442 diputados locales en trece estados, que suman mil 374 cargos de elección popular.

De los 931 municipios en juego, el PRI tiene 476; la alianza PAN-PRD, 203, y el PAN 159. Y de las 442 diputaciones locales, 234 son priistas, 61 de la alianza PAN-PRD, 65 del PAN y 54 de otros partidos. De las 13 capitales que se renuevan, el PRI gobierna 11 y la alianza PAN-PRD, dos: Oaxaca y Puebla

Es decir, eliminando la gubernatura de Baja California, el PRI tiene poco por ganar, dos capitales y cuatro congresos locales, y mucho que perder, y el PAN y el PRD tienen poco que perder, esas mismas dos capitales y esos mismos cuatro Congresos y, por lo visto, poco que ganar.

De esos 14 estados donde hay elecciones, el PRI gobierna diez, el PAN dos, Baja California y Sonora; y la alianza PAN-PRD, tres: Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

En este escenario, no acabo de entender que la ofensiva de Gustavo Madero se centre en Veracruz, al que ha convertido, sin razones políticas de peso, en la cereza del pastel electoral que, si vemos todo el panorama, no lo es.

retales
1. AÑO.
En dos semanas se cumple un año de las elecciones federales de julio 2012 que llevaron a la primera alternancia PAN-PRI y a Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República;
2. A MODO. Es prácticamente imposible clausurar una gasolinera en México a pesar de que vendan litros alterados. La tecnología, y una ley a modo, las protegen. A ver qué hace el titular de la Profeco, Alfredo Castillo; y
3. REFORMA. No veo la energética, como estaba prevista, en la agenda de los dos periodos extraordinarios de verano. ¿La pospusieron? 

Nos vemos el martes, pero en privado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios